Ahora leyendo
Teófilo Tortolero y su poesía de belleza visual

Teófilo Tortolero y su poesía de belleza visual

Teófilo Tortolero y su poesía de belleza visual

Poeta y abogado venezolano. Nació en Valencia, Estado Carabobo en el año 1936 y falleció en el año 1990. Fue cofundador de las revistas «Poesía» y «Zona Tórrida». Teófilo Tortolero y su poesía de belleza visual.

Su estilo poético está marcado por elementos muy particulares. En primer lugar podemos encontrar en su lírica un estado de ansiedad y el sentido trágico de la vida, pero siempre con lenguaje sedoso, con nostalgia aunque con oscuridad.

Desarrolla un lenguaje punzante que termina narrando el paisaje a su conveniencia con una rica belleza visual que casi se puede escuchar. Una gran capacidad descriptiva que sobrepone texturas hasta llegar al surrealismo. Se aprecia la necesidad de ser protegido por un poder creador.

En el año 1973 se publicó «Las Drogas Silvestres» en Papel Literario de El Nacional.

Obra poética publicada

  • Demencia precoz (1968)
  •     Las drogas silvestres (1972)
  •     55 poemas (1981)
  •     Parfuma Jaguaro («Perfume de Jaguar»-Edición bilingüe al Esperanto, 1984)
  •     La última tierra (1990)
  •     El libro de los cuartetos (1994)

Teófilo Tortolero y su poesía de belleza visual

Poema Mares

Poemas del libro Las drogas silvestres (1972)

“Nuevamente los mares deslíen sus cabellos

de oscuros olores

donde viene a batir la fragancia trágica

Nadie tal vez conoce esta inclemencia

que arde en los pliegues de la salada soledad

al reventar los dardos del sol

las furias y lozas del agua

El viento, un clamoroso viento

eleva las playas carcomidas

y saca sus maderos y animales trizados

a la puerta de arena

Un grito de la ceguera líquida

ha inflamado este día

y de su corazón, de su almendra amarilla

ha saltado el licor de los ensueños

Mares nuevamente

de imposible fulgor y silencio

implorantes a un lado de la costa.

Discurre la vida

en la tarde y las flores

frente a mi memoria

Ver también
Cherry Navarro, homenaje a una joven estrella del canto

Son tantos días de penas alambradas

que hizo el viento

Respiró el alma de este día

que se hace noche

y siempre guardo la almohada

y la esperanza de un cielo que no acaba

de desplomar sus soles

Acaba esta mentira, Dios mío.

Bajo los puentes me diste el aire seco

y tormentoso

soplaste tempranamente el corazón

que ahora se humedece por toda la tierra”.

¿Cuál es tu reacción?
Confuso
0
Divertido
0
Me encanta
0
Me gusta
0
Sorpresa
0
Ver comentarios

Dejar una Respuesta

Tu correo electronico no sera publicado.

SUBIR AL INICIO
La Guía de Caracas
X