Ahora leyendo
Clásicos personajes caraqueños y sus mascotas

Clásicos personajes caraqueños y sus mascotas

personajes caraqueños

En una ciudad tan diversa, a veces impresiona cómo hallamos por doquier a los clásicos personajes caraqueños. Personajes que son tan peculiares, y a la vez tan comunes dentro de la ciudad, que los podemos reconocer con fijarnos en unos cuantos detalles. Dentro de ellos, sus mascotas.

Ya hemos hablado de personajes caraqueños. Tipos de personas que conseguimos en fiestas, por las calles y hasta tomando café. ¿Pero te has fijado cómo un compañero animal puede definir la personalidad de su dueño?

Todos conocemos una frase popular que dice “cada mascota se parece a su dueño”, sobre todo aquellos que tenemos mascotas en casa. Si nos vamos a la verdad, la frase “de tal palo tal astilla” suele aplicarse no sólo entre familiares, sino a veces entre mascotas y sus dueños.

¿Cómo serían las mascotas de los clásicos personajes caraqueños?

La mascota del sifrino

personajes caraqueños

Todos conocemos a alguien sifrino o que al menos lo era. Aquel que visita todos los lugares de moda, se sabe las calles de Las Mercedes como la palma de su mano y tiene una tendencia a «mandibulear«.

En este caso, la mascota del sifrino suele ser un perro, por lo general pequeño. La moda ha pasado desde Poodles, Schnauzers, hasta Pugs. Eso sí, siempre recién salidos de la peluquería, con un collar y correa llamativo -y hasta en las peores ocasiones- vestidos según la actividad.

El único compañero del caraqueño ermitaño

mascotas

Es difícil ser ermitaño en una ciudad que ofrece tantos planes. Sin embargo, existe una especie de personaje caraqueño que le solemos decir «ermitaño». Suele ser sensible, independiente y reservado. Aunque podríamos pensar que no sale de su casa, suele visitar teatros, galerías de artes y ferias de plaza. Cualquier lugar donde se muestre el arte o esquinas que respiren tranquilidad, pueden ser un buen lugar para encontrar este tipo de caraqueño.

Este ermitaño tendría como mascota a un gato. Una mascota imparcial, solitaria y dormilona es el carácter ideal para el clásico personaje caraqueño que disfruta de la soledad y de estar en casa.

El ave para el conversador

personajes caraqueños

A todos nos ha pasado que estando en la cola del supermercado, en el transporte público, o simplemente haciendo algún trámite por la ciudad, nos encontramos con el personaje que sin pena alguna, empieza a intervenir en la conversación que entablas con alguien más o busca conversación contigo.

Estas son personas que necesitan un constante compañero para hablar y contarle sus pesares o presumir de sus hijos. ¿Qué mejor que un lorito como mascota? Las personas que tienen estas adorables aves como mascotas disfrutan todas las mañanas de despertarse con sus dulces cantos, o los chismes de los vecinos.

La mascota del chapado a la antigua

mascotas

El clásico caraqueño se puede entender como aquellos que aún siguen chapados a la antigua, que observan la ciudad como en su época de jóvenes. Los clásicos personajes caraqueños son indudablemente la gente mayor de la ciudad, llenos de historia, vida y experiencias.

Ver también
Eneas Perdomo, el cantautor de La Fiesta en Elorza

Si una mascota los puede caracterizar sería la tortuga o morrocoy. Es típico para las generaciones más jóvenes haber conocido este animal en las casas de sus abuelos. Compañeros callados, reflejan al caraqueño que toma la vida con calma e independencia.

Ideal también para el caraqueño fitness que sólo quiere comer lechuga.

La mascota del musiú

personajes caraqueños

El inmigrante, o cariñosamente musiú, es una de las bases principales dentro de la ciudad, antiguamente eran ellos quienes llegaban a la ciudad para hacer una vida desde cero y actualmente se les puede considerar como parte de aquellos venezolanos que impulsaron el crecimiento del país.

El musiú está en todos lados, todos tenemos un «portu», un «chino» o un «gringo» en nuestro circulo de amigos. Por mal que suene en esta época referirse a un persona por su gentilicio, en Caracas es muy común escuchar apodos así. ya que el inmigrante se ganó el corazón del venezolano y poco a poco empezó a formar parte del léxico inapropiado del caraqueño que, por alguna razón, es aprobado por la sociedad.

Para el musiú, la mascota perfecta es un pez. O varios peces. Compañeros ideales para el ojo estético. Los peces dan la oportunidad de mostrar nuestras raíces a la hora de diseñar sus acuarios.

¿Cuáles personajes caraqueños añadirías?

¿Cuál es tu reacción?
Confuso
0
Divertido
0
Me encanta
0
Me gusta
0
Sorpresa
0
Ver comentarios

Dejar una Respuesta

Tu correo electronico no sera publicado.

SUBIR AL INICIO
La Guía de Caracas
X