Ahora leyendo
Dermis Tatú y su corta gran historia

Dermis Tatú y su corta gran historia

Dermis Tatú fue una banda de rock y grunge venezolana de la ciudad de Caracas, que a pesar de su corta vida (en una época en la que el rock venezolano no contaba con gran difusión ni respaldo masivo de discográficas), se convirtieron en una banda de culto en Venezuela.

Luego de una serie de diferencias creativas entre Pablo Dagnino y Cayayo Troconis por el futuro musical de Sentimiento Muerto, la banda se disuelve durante una gira en Bogotá en 1992. Cayayo decide quedarse unos meses en dicha ciudad, tiempo en el que compartió escena en varias ocasiones con Aterciopelados, le ofrecieron ser músico fijo con ellos pero Cayayo rechazó y regresó a Venezuela; cuando regresa a Caracas y se reúnen los integrantes de Sentimiento Muerto deciden disolver la banda definitivamente, tiempo después Cayayo, Héctor Castillo y Sebastián Araujo deciden dar vida a un nuevo proyecto el cuál sería Dermis Tatú.

Tocaron durante un año y medio en el circuito caraqueño siendo el concierto de la sala Cadafe junto a la Seguridad Nacional en el Festival de Nuevas Bandas como uno de los más recordados. En 1994 Charly García y su banda vieneron a tocar a Caracas, Fernando Samalea baterista de Charly García y Cayayo mantenían una buena amistad producto del Encuentro de Rock Hispanoamericano organizado por Miguel Ríos en España en 1986, al finalizar el toque Samalea invita a Dermis Tatú a tocar en Argentina y así fue, dos meses después la banda viajó a Argentina.

dermis tatú

La idea de la banda era poder tocar en Buenos Aires en donde la movida del rock estaba mucho más desarrollada que en Caracas. Lo que comenzó con unos pocos recitales, se extendió a una estadía de casi seis meses en los que tocaron unas 13 veces en el circuito porteño ayudados por sus amigos argentinos Fernando Samalea, Tweety González, Mariano López y Pablo Sbaraglia. Durante su estancia en Buenos Aires, aquella vez el trío registró La violó, la mató, la picó, único disco editado de la banda. Para una entrevista en el diario El Clarín, Héctor Castillo dijo: «Recuerdo que ese álbum se hizo muy rápido. Lo grabamos prácticamente en vivo y al toque lo mezclamos. Esos temas se nutrieron de nuestra experiencia aquí».

Después de grabar el disco y regresar a Venezuela, la banda tuvo la oportunidad de viajar a presentaciones en Nueva York y Londres, donde se presentaron en el conocido local S.O.B.’s y en el Coin Street Festival, respectivamente.

Tras su regreso nuevamente a Venezuela, la banda se dedicaría a la promoción del disco grabando el videoclip (Terrenal), apareciendo en medios de comunicación y tocando en todos los lugares que pudieran, en 1997 la banda se dedicó a grabar maquetas para su segundo álbum, el cual hasta la fecha continúa inédito. En total fueron 10 canciones nuevas, cinco de las cuales estaban firmadas por Cangrejo, una por Héctor Castillo y el resto por Cayayo Troconis. Por medio de bootlegs se han conocido algunas de las canciones de esta placa, destacándose por un refinamiento musical y una madurez en sus composiciones. Ese mismo año viajaron a Los Ángeles, llevando a Cangrejo como cuarto integrante. La banda se instala en Long beach por 6 meses, a lo largo de los cuales se presentan en numerosos bares de la ciudad, incluyendo presentaciones en famosos locales como House of Blues de Los Ángeles y Slim’s en la ciudad de San Francisco. En San Francisco se presentaron en el festival callejero del «Verano del Amor», el cual se realiza ininterrumpidamente desde los años sesenta. Durante este período también se presentaron en Tijuana en un par de oportunidades, y en la ciudad de Las Vegas compartiendo con la banda mexicana La Maldita Vecindad y los chilenos de Los Tres. En Las Vegas también realizaron una prresentación radial en vivo, en el programa del locutor Donald Rogers.

Ver también
luis roche

Al regresar de Los Ángeles, el final de la banda era inminente. Héctor Castillo decide trasladarse a los Estados Unidos para cursar estudios de ingeniería de sonido, y a pesar de la insistencia del mánager Iván Gabaldón de buscar un nuevo bajista, Troconis y Araujo deciden dar el proyecto por concluido. Cayayo Troconis muere trágicamente el 17 de noviembre de 1999, Héctor Castillo se hizo un productor reconocido trabajando con grandes estrellas y Araujo siguió tocando en distintas bandas.

En 2015 se estrena el documental Una Fábula Muy Trillada: La Violó, La Mató y la Picó… 20 Años Después, escrito y dirigido por el periodista William Padrón en el que se narra el proceso de grabación del disco de Dermis Tatú, con apariciones de Héctor Castillo y Sebastián Araujo. Esta película cuenta con la participación de músicos venezolanos como Octavio Suñé, Reynaldo Goitia, La Vida Boheme, Rodrigo Solo, Niño Nuclear, quienes iban haciendo versiones del álbum. La cinta fue galardonada con el premio del público en el Venezuela Film Festival 2016 en New York.


Información tomada de Wikipedia.

¿Cuál es tu reacción?
Confuso
0
Divertido
0
Me encanta
0
Me gusta
0
Sorpresa
0
Ver comentarios

Dejar una Respuesta

Tu correo electronico no sera publicado.

SUBIR AL INICIO
La Guía de Caracas
X