Ahora leyendo
Glosario del caraqueño: Un lenguaje peculiar

Glosario del caraqueño: Un lenguaje peculiar

Catherine Buono
Glosario del caraqueño

En el mundo entero los venezolanos nos conocemos por varias cosas como el humor, la gastronomía y sobre todo por nuestras expresiones al hablar. Si nos adentramos en el glosario del caraqueño, podemos encontrar palabras o frases llenas de historias curiosas.

Estas expresiones se han adentrado tanto en el vocabulario venezolano, que cuando un extranjero viene de visita, entiende muy poco. De hecho, en cada región del país las expresiones son diferentes. Un claro ejemplo es el famoso “naguará” que ahora se ha integrado al vocabulario de la capital, ¿saben de dónde es?

Pero en fin, no todas nuestras expresiones se encuentran dentro del diccionario de la real academia, por ello decidimos crear nuestro propio glosario del caraqueño lleno de expresiones venezolanas que escuchamos y utilizamos en la capital.

A – Año de la pera

Véase como una forma de expresar la concepción del tiempo del venezolano. “El año de la pera” denota algo antiguo, que pasó hace mucho tiempo. El origen de esta frase ha tomado muchos caminos. Entre ellos, se dice que viene de la expresión española “el año de la polka”, pero en particular se cree que su origen es debido a un personaje que inspiró a Cervantes para la creación de Roque Guinart, cuyo nombre era Perot y su apodo “la Pera”.

Seguramente habrán escuchado alguna de estas dos frases: “eso pasó en el año de la pera” o “¿Qué estás esperando? ¿El año de la pera?” esta última es una forma de decir “apúrate chamo”. Otra de sus variantes es: ¿Qué estás esperando, el metro?

B – Bala fría

Aunque suene a peligro de muerte, realmente se trata de una comida rápida. Si estás pateando calle, como quien dice, y tienes hambre a más no poder ¿no se te antoja una bala fría?

Su origen por otro lado, tiene que ver con la balística. Una bala fría se da cuando un proyectil pierde su potencia, puede que llegue al objetivo, pero sin mucha fuerza, a diferencia de una bala caliente que en el acto puede causar la muerte.

Por ende, la mejor forma de saciar el apetito es matándolo. Para ser un poco más clara, ¿no han escuchado a alguien decir: “me estoy muriendo de hambre”? En resumen, una bala fría no te mata el hambre, ya que es una comida rápida de calle que sirve para aguantar hasta llegar a casa.

C – Caído de la mata

La frase predilecta por aquellos que en algún momento desean expresar qué tan despistado o distraído estás.

“Chama, ¡si eres caída de la mata! ¿No ves que te estaba chanceando*?”

*Chanceando por su parte, se refiere al acto de coquetear.

D – Dejar el pelero

Hay un dicho muy famoso que dice: “Es mejor que digan aquí corrió, que aquí murió”. Dejar el pelero se usa para decir que una persona huyó de algo o alguien, indiferentemente si es una relación amorosa, amistosa o de trabajo.

–Juan, llegó fulanita*.
–Ay chamo, yo como que dejo el pelero.

*Fulanita: véase como el seudónimo de una persona tan innombrable como Voldemort.

E – Echarle pichón

Actualmente «echarle pichón» es una de las expresiones más usadas. Ya sea si estás dentro o fuera de Venezuela, le estás echando pichón. Esto se entiende como esforzarse en la vida.

Su origen proviene de hace muchos, pero muchos, años atrás. Antiguamente existían unas bombas o fuentes públicas de las cuales se extraía agua, pero para ello se requería un gran esfuerzo físico. En ellas había un letrero que decía “push on”, tiempo después “push on” se venezolanizó a “pichón” y así conocemos hoy en día el “échale pichón” como una forma de hacer un esfuerzo para lograr una meta.

F – Fiebrúo

Todos tenemos un amigo «fiebrúo», al que le damos este calificativo porque se entusiasma de forma pasajera con algo o alguien. Un claro ejemplo sería cuando nos compramos algo nuevo y solo estamos pendientes de eso, hasta el punto de presumirlo un poco. Pero al pasar algunas semanas, nos olvidamos de su existencia y «la fiebre» se nos pasa.

Suele pasar mucho en la pre-adolescencia de los niños con los álbumes de barajitas del mundial o liga de fútbol del momento.

G – Gozar un puyero

Significa pasarla bien o  divertirse.  Su origen está en las monedas de 5 céntimos llamadas “puyas”, las cuales se les daban a los niños para comprarse chucherías.

H – Hediondo

Con esta palabra nos referimos a algún lugar o persona que tiene muy mal olor.

I – Impelable

Se conoce como algo que no puede pasar desapercibido o simplemente no puedes dejar pasar.

“Chamo, ese concierto es impelable”.

J – Jujú

Un «jujú» se entiende como un romance escondido. Se suele usar, también, para referirse a una relación que está empezando o no está del todo definida. Los «jujús» suelen ser relaciones que no le contamos a nuestros nietos.

“Chamo, cuéntanos que ya sabemos que tienes un jujú con Patricia”.

K – Kilu’o

Un kilu’o es una persona bastante rellenita, aunque también se usa para describir a alguien musculoso. Uno de los «kilu’os» más famosos fue Carlos Baute, al que solían apodarlo como «La Barbie Kilu’a» por su rubio cabello y su cuerpo bien definido.

L – Locha

Se entiende de distintas formas. Una de ellas es como un buen acontecimiento, un acto de fortuna. Otra describe una situación en la que finalmente nos damos cuenta de algo que venía pasando hace tiempo.

“Me cayó la locha”

La locha era una moneda venezolana muy usada en las rockolas, al introducirla generalmente se atascaba, tras unos golpes al aparato, la moneda caía y la música sonaba.

M – Macundales

Existía una marca que las petroleras extranjeras usaban en Venezuela para extraer el petróleo, esta se llamaba “Mack and Dale”. Tiempo después, igual que muchas cosas, esta marca se venezolanismo como “macundales” debido que al terminar el día de trabajo se decía “recojan los macundales”.

N- Naguará

Es un término que adoptamos de Barquisimeto, para describir una situación de asombro o exclamación.  La forma en la que se expresa es con cierta entonación fuerte en las dos primeras sílabas.

“Na’guará de lejos que está tu casa”.

O – O sea

Si en algún momento vieron una famosa serie llamada “Somos tú y yo” entenderán a la perfección el sentimiento detrás del “O sea, amiga” en el glosario del caraqueño.

Originalmente se usa en el mundo como modo de transición para ahondar en la explicación, y aunque el caraqueño lo usa en principio por el mismo motivo, las conocidas «sifrinas» lo usan entre oraciones que comunican lo mismo o exageran el mensaje inicial.

«Tengo demasiada hambre, o sea, no te imaginas cuanta hambre tengo, o sea, me voy a morir de hambre».

P – Pocotón

Se emplea como medida de cantidad, sinónimo de mucho. Una de las tantas incongruencias del glosario del caraqueño.

“Hay un pocotón de gente en la cola”.

Q – Quisquilloso

Es un adjetivo empleado en algunas personas un poco mañosas, exigentes, ansiosas, y hasta se usa para describir una persona problemática.

“Tisqui miqui”  suele ser uno de sus sinónimos.

Ver también
home office

R – Ratón

Un ratón es un estado de malestar causado por la embriaguez. Es lo que se conoce como una resaca. En el glosario del caraqueño no sólo es un término propio, sino también un adjetivo calificativo.

“Estás enratonado”

 S – Salío

Es el adjetivo que se la da a una persona muy confianzuda o entrometida. Puede tener connotaciones buenas o malas, dependiendo de los excesos. Solemos encontrar a estos «salíos» en situaciones como colas de farmacias y bancos, juntas de vecinos y una que otra fiesta con whisky en el menú.

“Esa muchacha es más salía que una gaveta”.

T – Tuyuyo

Un tuyuyo es un abultamiento, algo hinchado o un enredo. Puede suplantar a «chichón», enredo de pelo, la pelusa que se forma en el fondo de los bolsillos, etc. Mayormente lo escuchamos en probadores de tiendas de ropa, de la boca de una abuela que aún no entiende por qué están vendiendo jeans rotos.

U – “Upa chachete”

Expresión que se exclama para admirar el físico de alguien. Generalmente se alarga un poco al decirla. Uno de los piropos caraqueños más apropiados.

V – Vaina

Si hay un término que puede llevarse gran parte del glosario caraqueño, ése es «vaina» y sus variantes. Es una de las palabras con más connotaciones en el vocabulario venezolano. Puede denotar una situación, un sentimiento, u objeto.

– «Pásame esa vaina»  – Se refiere a un objeto.

– «Te están echando vaina» – Es decir, están bromeando contigo.

– «Qué vaina tan buena» – Describe una situación desafortunada.

W – Weno

La juventud y sus cosas. Es el título perfecto para definir esta palabra. A través de los años, las palabras se han ido acortando y hasta han cambiado su pronunciación. “Weno” era lo que se conocía antes como “bueno”.

Utilizado por lo general en jóvenes intentado escaparse de un regaño sin sonar muy rebeldes. Hace el amago de aceptar el regaño que se le está haciendo de una manera «cuchi».

X – “x’s”

Desde el 2000 para acá, hasta las letras se adentraron en frases, algo digno de ser investigado con profundidad. ¿Quién no ha escuchado o dicho «equis» para empezar una frase?

“X’s, amiga supéralo, pasa la página”.

Se usa para dar la connotación de desinterés. Lo que empezó siendo un lenguaje para mensajes de texto, terminó en el léxico caraqueño común.

Y – Yeyo

Aunque la real academia lo considere un venezolanismo, también se originó en ciertas regiones de España y para ambos, es considerado una expresión que denota mareos, desmayos  o malestares.

Z – Zaperoco

Describe una situación escandalosa, un alboroto, bochinche o desorden.

“Tremendo zaperoco”

Estas fueron algunas de nuestras palabras, frases y expresiones dentro del dialecto venezolano. Si conoces otras o te gustó el artículo, no olvides compartirlo y comentarnos en nuestras redes sociales.

¿Cuál es tu reacción?
Confuso
0
Divertido
4
Me encanta
16
Me gusta
10
Sorpresa
0
Ver comentarios

Dejar una Respuesta

Tu correo electronico no sera publicado.


© 2020, La Guía De Caracas. Todos los derechos reservados.

SUBIR AL INICIO
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
X