Caracas en concreto: Cine Radio City

Caracas en concreto: Cine Radio City

Cine Radio City, Caracas, años 60.

Cine Radio City, Caracas, años 60.

En una Caracas llena de luces y actividad, la industria del entretenimiento se hacía cada vez más presente. El Cine Radio City fue el emblema de una ciudad que vivía en el futuro. Sus salas fueron cobijo de risas y dramas para los caraqueños, donde asistían, sin saber, a una historia que no estaba escrita, porque la guardaban sus bloques.

Fue el 15 de abril de 1953, plena Venezuela perezjimenista, cuando abría el Cine Radio City. El evento de inauguración incluía la proyección del largometraje «Mesalina», con la participación de aquella maravillosa actriz, María Félix. Al mirar el afiche de aquel día, podíamos leer, “La mujer más perversa en toda la historia del mundo en una película extraordinaria para un teatro excepcional”. Así lo recordó el autor del libro, «Inventario del olvido: la sala de cine y la transformación metropolitana de Caracas», Guillermo Barrios.

Pioneros en el uso de tecnología de punta

cinemascopio

Imagen en pantalla y fotograma.

Cine Radio City fue pionero en el uso de las últimas tecnologías, sobre todo a la forma de proyección de largometrajes. Fue la primera sala de cine en Caracas, que usó la innovación del momento como lo era el cinemascopio. Este sistema de filmación consiste en el uso de imágenes comprimidas dentro de un cuadro estándar de 35mm, que eran descomprimidas durante la proyección.

“Radio City se prestó, junto al Junín, a la introducción del sistema de la 20th Century Fox que, a partir de lentes anamórficos, propone experiencias de proyección sin precedentes sobre inmensas pantallas cóncavas y sonido estereofónico”.

Guillermo Barrios en la revista «En Caracas».

El presidente del momento, el General Marcos Pérez Jiménez, declarado fanático del cine, era un visitante frecuente. Disponía de un palco presidencial que contaba con un pasadizo oculto, para que el público no lo viera entrar ni salir. Se sentaba allí, hacia la parte posterior de la sala, para disfrutar de la imponente innovación que ofrecía el cine en materia de proyección, además con una pantalla que cubría todo a lo ancho y largo del escenario.

El semblante del Cine Radio City era grandioso al contemplarlo. Rápidamente dejó de ser percibido como una simple sala de cine, para convertirse en una «catedral del cine». La inspiración de su fachada indica perfectamente los caminos por los cuales transitábamos como ciudad. En su fachada podemos admirar la semejanza con el Radio City Music Hall de Nueva York, el teatro más importante de los EE. UU.

COMENTARIOS

X