Ahora leyendo
La historia de Miguel de Cervantes en Caracas

La historia de Miguel de Cervantes en Caracas

Catherine Buono
Cervantes

A ciencia cierta, la historia de Cervantes en Caracas va más allá de su busto realizado por el escultor Cruz Alvarez García, como homenaje al gran novelista, poeta, dramaturgo, soldado y demás. Originalmente se encontraba en la plaza España, cuyo nombre es en memoria a la visita de Don Fernando de Baviera y Borbón en 1921. Pero ésta, como bien se sabe, desapareció en 1953 para dar paso a lo que hoy conocemos como la Avenida Urdaneta.

En un principio el busto fue herido a causa de la batalla de Ayacucho, pero para 1924 bajo la administración del General Juan Vicente Gómez, se realiza un segundo busto el cual es trasladado al Calvario en donde reposan diferentes esculturas como la de Teresa Carreño. El nombre El Calvario  fue denominado así, debido a su similitud a la montaña donde Jesús fue crucificado. Pero volviendo a la pieza de arte, ésta cuenta en sus laterales con la escena esculpida en mármol por el mismo Cruz Alvarez García, mostrando la muerte de Cervantes y por ende este espacio se conoce como la Plaza de Cervantes.

El Quijote de Venezuela

Pero aquí no se queda su historia, quizás la teoría más sorprendente son los comentarios acerca de que Miguel de Cervantes se inspiró en Alonso Andrea de Ledesma para el personaje de Don Quijote.

Para aquel año, en Caracas ocurrieron varios sucesos entre ellos una plaga de gusanos, que como cuenta Nazoa, abatió la economía, y rápidamente cada quien huyó con sus pertenencias. Por otro lado, en el puerto de La Guaira un 29 de mayo, se encontraban alrededor de 500 piratas ingleses, mientras tanto un ejército, mayormente de indígenas se alistaba para combatir a los piratas y evitar su entrada a Caracas por lo que conocemos como: “el camino de los españoles”.

Aun así, fue Alonso Andrea de Ledesma, un hombre flaco, quien montado a caballo y acompañado únicamente de su lanza oxidada, en un golpe de valentía quiso enfrentar a los piratas; sin ejército alguno, dejando atónitos a sus enemigos. A pesar de su heroica valentía, que ante los hechos resultaba más un suicidio, este murió en el enfrentamiento. Pero ante su resistencia, causó un sentimiento que al morir, el pirata en jefe Amyas Preston, le ordenó a su séquito que le cargaran, y sepultaran rindiéndole honor en la ciudad.

Ver también
Historias de ciudad: El soundtrack caraqueño

Finalmente, esta historia remonta 10 años antes de la obra más conocida Don Quijote de la Mancha, que fue publicada en 1605. Sin embargo para conocer esta historia un poco más, en el libro “Caracas física y espiritual”, el escritor Aquiles Nazoa, echa el cuento con más detalles.

Ustedes, ¿qué opinan? ¿Apoyan esta teoría?

¿Cuál es tu reacción?
Confuso
1
Divertido
0
Me encanta
1
Me gusta
4
Sorpresa
0
Ver comentarios

Dejar una Respuesta

Tu correo electronico no sera publicado.

SUBIR AL INICIO
¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!
X