Ahora leyendo
Ascugasi: tradición siciliana en Caracas

Ascugasi: tradición siciliana en Caracas

Un comedor llamado Ascugasi, que es un punto medio entre la trattoría y el típico restaurante italiano de ambiente sesentoso, sigue siendo el tesoro gastronómico escondido de Caracas, a donde acuden solo los entendidos en el buen comer. Faro Cusumano, quien sin muchos rodeos explica que en este viaje no hubo otra causa que el amor cuando en Sicilia conoció a una venezolana que estaba de vacaciones y Cupido hizo su trabajo, un romance terminó en matrimonio y en tres hijos.

Volviendo al tema de la cocina, la relación de Faro con la gastronomía comenzó desde su infancia, viendo a su madre cocinar. Los sabores propios de su localidad estaban allí en el plato. Sabores que no sólo son comida, sino que forman parte de la identidad de un país.

No es extraño que un siciliano haya sido el primero en crear un restaurante clandestino en Caracas porque el misterio es uno de los encantos de esa isla mediterránea.

Hoy día Ascugasi continúa siendo un sitio secreto donde llegan los amigos que comparten gustos, esos que saben comer. Y es que así nació ese comedor caraqueño, una bandera tricolor ondea exhibiendo en tonos desteñidos el verde, blanco y rojo que identifica a Italia. Es lo único que sirve de guía para llegar a Ascugasi. Quizás la primera interrogante sea el significado de esas siglas, porque a todas luces son unas siglas, y corresponden al nombre de la Asociación Cultural Gastronómica Siciliana.

Su primera empresa fue un restaurante de comida italiana en Los Teques bajo la modalidad de self service, el cual funcionó muy bien. Los pastichos, pastas largas y cortas con las más diversas salsas, sopas, carnes y pescados con sazón mediterránea eran parte de la dieta diaria para alimentar al personal ejecutivo de las empresas aledañas al negocio.

Luego dejó el negocio y durante más de dos décadas se dedicó a la venta de todo tipo de materiales médicos, desde instalar un sencillo consultorio hasta equipar el más sofisticado hospital. Importaba de Estados Unidos todo el instrumental médico necesario y llegó a ser uno de los líderes en el mercado de abastecimiento hospitalario y asistencial; al final, la clientela bajó mucho y no era un negocio rentable.

Ver también
Pérez Bonalde

ascugasi

Pero Faro no se quedó de brazos cruzados, se reinventó y en este punto de la historia nació esta suerte de comedor con la idea de ser un centro de reunión entre amigos, estilo club pero sin pagar cuotas, para dar a conocer la cultura, costumbres y gastronomía de Sicilia.

Así nació Ascugasi, lugar que ya salió de la clandestinidad y es absolutamente legal. Tiene toda la permisología y autorización de expendio de licores. Pero en la práctica sigue siendo algo clandestino, porque solo lo conocen aquellos que buscan más que un plato donde la estética sea la ley. Es un comedor donde manda el sabor y los productos de alta calidad.


Información tomada de elestimulo.com

¿Cuál es tu reacción?
Confuso
0
Divertido
0
Me encanta
0
Me gusta
0
Sorpresa
0
Ver comentarios

Dejar una Respuesta

Tu correo electronico no sera publicado.

SUBIR AL INICIO
La Guía de Caracas
X