Ahora leyendo
Aquiles Nazoa, el gran poeta humorista

Aquiles Nazoa, el gran poeta humorista

Aquiles Nazoa, el gran poeta humorista

Escritor, ensayista, humorista, dramaturgo, periodista y poeta dedicado al género del humor en el que expresó la cultura popular venezolana. Aquiles Nazoa, el gran poeta humorista.

Nació el 17 de mayo de 1920, falleció por un accidente de tránsito el 25 de abril de 1976, a los 55 años de edad. Nació en la popular parroquia caraqueña de San Juan, en el barrio El Guarataro.

Creció en una familia de escasos recursos económicos por lo que Aquiles comienza a trabajar a los 12 años para ayudar a su familia.

Desarrolla diversos oficios hasta que en 1934 entra a trabajar en el Diario El Universal. Desde ese momento comenzó una carrera en la que pasó por varios medios: “El Verbo Democrático”, Últimas Noticias, El Nacional, Radio Tropical.

Aquiles Nazoa, el gran poeta humorista

También trabajó en varios semanarios y revistas como: “El Morrocoy Azul”, Élite y Fantoches. Ganó el Premio Nacional de Periodismo «Juan Vicente González» (1948) y el Premio Municipal de Prosa (1966).

Escribe y publica varios libros. Aquí un resumen de sus obras publicadas.

Obras

  • (1943) Aniversario del color
  • (1943) Método práctico para aprender a leer en VII lecturas musicales con acompañamiento de gotas de agua
  • (1945) El transeúnte sonreído
  • (1950, 1958, 1960) El ruiseñor de Catuche
  • (1955) El silbador de iguanas
  • (1955) Caperucita criolla
  • (1957) Arte de los niños
  • (1958) Poesía cotidiana
  • (1958, 1959) El burro flautista
  • (1958) .Poesía para colorear
  • (1960, 1972) Caballo de manteca
  • (1961) Los poemas
  • (1962) Libro Mientras el palo va y viene
  • (1962) Poesías humorísticas, costumbristas y festivas
  • (Antología. 1962, 1971, 1975) Humor y amor
  • (1965) Pan y circo
  • (1978) Los últimos poemas de Aquiles Nazoa. Amigos jardines y recuerdos

Ensayos   

  • (1966) Caracas, física y espiritual
  • (1971, 1974) Venezuela suya
  • (1972) Las cosas más sencillas
  • (1975)  Vida privada de las muñecas de trapo

Aquí uno de sus poemas emblemáticos:

LA LLUVIA (Aquiles Nazoa)

“Ayer

volvió a llover…

Vino la lluvia a refrescar jardines

y a impedir la salida de los cines.

Ayer

volvió a llover…

La lluvia es una niña que no tiene

—porque vive desnuda— camisón;

sueltas las trenzas por el aire viene

repartiendo pestón.

Ayer

volvió a llover…

Los poetas, que son sentimentales,

la ponen a bailar tras los cristales.

Ayer

volvió a llover…

¡Oh, bardos! Cómo estáis de equivocados

al no cantar la lluvia en los tejados.

Ayer

volvió a llover…

Colándose por grietas y rincones

y mojando las camas y las sillas;

metiéndose indiscreta en las hornillas

y apagando carbones.

Ayer

volvió a llover…

Porque la lluvia es bella en los cristales,

pero forma terribles barrizales…

Ayer

volvió a llover…

En la calle, en la plaza, en el camino,

a tal punto que sales

de puntillas, salvando manantiales,

hasta que llega algún chofer cretino

y te pone lo mismo que un cochino.

Ayer

volvió a llover…

Mi corazón

es un niño arrullado por el son

de la lluvia de plata,

que cae desde el cielo en una lata

—tin, tan, ton—

bajo el alero roto del balcón.

Ayer

volvió a llover…

Y en medio de esta lírica cantata

a dúo de la lluvia en el balcón,

un muchacho infeliz se medio mata

porque se le desliza una alpargata

y se da un resbalón.

Ayer

volvió a llover…”

¿Cuál es tu reacción?
Confuso
0
Divertido
0
Me encanta
1
Me gusta
1
Sorpresa
0
SUBIR AL INICIO
La Guía de Caracas
X