Ahora leyendo
Félix Ríos y su opción para Venezuela

Félix Ríos y su opción para Venezuela

Félix Ríos - Opción Venezuela

Félix Ríos es un emprendedor venezolano, presidente y fundador de Opción Venezuela, Sociólogo egresado de la UCAB, conferencista, Coach para el emprendimiento y la innovación y tutor de la Red «Emprende» del IESA y parte del RetoU.

¿Cómo empezó Opción Venezuela?

Opción Venezuela arrancó como una idea que venía teniendo en la época que me gradué de la universidad, con el objetivo de armar y formar una juventud más dedicada a construir soluciones para el país, fuimos un grupo que tenía muchas discusiones acerca de cómo hacer esto; de hecho, varios compañeros tomaron luego distintos caminos y el que tomamos el grupo de personas que fundamos Opción Venezuela fue buscar soluciones que tuvieran que ver desde la sociedad civil, desde la construcción, desde la pluralidad, además de llevando un mensaje a los universitarios de que no era posible construir un país de espalda a nuestra realidad sino más bien, más allá del libro o el pizarrón, conectándonos con esos espacios retadores que hay en nuestro país, y yo creo que esas razones iniciales aún hoy en día se mantienen.

¿Qué es lo que todos debemos saber sobre Opción Venezuela?

Yo creo que en primer lugar el año 2002 que fue un año muy convulsionado para los venezolanos y en ese año Opción Venezuela sale como organización cultural o un movimiento para conectar y articular muchos sectores del país como dentro de la opción de soluciones, esto además me conecta con que ya no son solamente 19 años de Opción Venezuela sino que son 18 años casi 19 conectándonos con esa posibilidad de ser resilientes y adaptarnos; aún hoy seguimos apostando por los emprendimientos y no solo el emprendimiento juvenil también los emprendimientos en las escuelas, de cómo democratizar la transformación sobre el emprendedor además ya no es solo información y formación sino también acompañar con todo lo que estamos haciendo, con las historias de Opciones para Venezuela. Entonces estamos formando, estamos informando y además estamos acompañando y llevando a la gente para que también se animen a compartir su movimiento de constructores de Opciones para Venezuela.

¿Cuáles son sus programas y qué hacen en ellos?

Opción Venezuela tiene en este momento dos grandes programas, la línea de Opción Emprender de formación en base a lo que ya te he contado que tiene que ver con formación de emprendedores, desarrollar capacidades para el emprendimiento, compartir metodologías, permitir que jóvenes vayan ensayando el desarrollo de sus propuestas de emprendimiento; y por el otro lado, lo que significa la construcción de narrativa, que les permitan celebrar y visibilizar los distintos episodios de la historia del país, mostrar que sí es posible y cómo conquistar eso que están haciendo y con gente que está dispuesta a apoyar a un emprendedor de nuestro país.

¿Qué libros recomiendas leer?

Yo creo que en este momento el hábito de la lectura es limitado, estamos muy centrados en la fugacidad de las redes sociales, muy pocas veces nos dedicamos el tiempo para poder sumergirnos a disfrutar de una lectura, de poder envolvernos en ese mundo y conectarnos a ese mundo de los libros, para mí es importante sentarnos a formar ese hábito de la lectura, luego de esto creo que es importante leer sobre historia de Venezuela; hay ensayistas venezolanos que han escrito sobre factores que pueden ayudarnos a comprender y a explicar esa historia del venezolano y además ayudarnos a entender lo que estamos viviendo hoy en día como país, clave también, a partir de la revisión de nuestra historia, y si tuviera que mencionar gente, por ejemplo puedo mencionar a Francisco Herrera Luque con lo que significan distintas obras que nos han delineado la historia de Venezuela, con Los Amos del Valle; luego Mensaje sin destino de Mario Briceño Iragorri; Afirmativo Venezolano de Augusto Mijares yo creo que es un libro que tiene una importancia para conectarnos con cuáles son las cosas que son importantes para rescatar en este momento; El país según Cabrujas de José Ignacio Cabrujas que pudo retratar la manera de ser del venezolano, algunos escritores tenían una vista pesimista del venezolano pero creo que en ese pesimismo también hay un llamado de atención de comprender el dilema que teníamos desde mucho antes: era un elemento fundamental de manera que yo creo que el pesimismo hace que esa construcción esté afianzada en base a un reto con realismo y sentar base de cómo proyectar hacia el futuro. Además de historia venezolana tendría que recomendar libros que nos conecten con el mundo de las narrativas y con lo que significa conectar con un propósito y conectar con esta capacidad de soñar a pesar de las dificultades que tenemos, un libro básico sobre eso sería El Principito de Antoine de Saint-Exupéry; El hombre en busca de sentido de Viktor Frankl; Start with why de Simon Sinek. Adicional a eso los que tienen que ver con metodología del emprendimiento como El método Lean Startup de Eric Ries y Business Model Generation de Alexander Osterwalder e Yves Pigneur. Entonces, es importante leer de historia, conectar con un propósito y la metodología del emprendimiento.

¿Qué consejo le darías a los jóvenes venezolanos?

Yo creo que hablarle a un joven más o menos de 18 años es hablarle a alguien que empieza desde el punto de vista legal y de reconocimiento social, empieza a entrar en el mundo de los adultos, ya dejó de ser niño, la misma adolescencia habla de esa transición de la niñez a la adultez, empieza a ser adulto y para mí la comprensión sociológica y hasta psicológica en algunas medidas, del espacio de la juventud para mí ha sido apasionante; de hecho lo que yo hago y yo pienso tiene que ver en cómo brindarles una mejor oportunidad para el público porque a esta juventud le han tocado momentos retadores porque el clima emocional está marcado entre la desesperanza de quienes consideran que no se puede hacer nada y ya han tomado la decisión de emigrar y transitar por el mundo a hacer otras cosas, y por el otro lado, los que desean un cambio desde la frustración o rabia y querer llevar a cabo ese cambio como una solución inmediata como si estuvieran frente a un videojuego y apretar un botón y pudiéramos solucionar ese tipo de situación, todo eso les genera insatisfacción, les genera esa frustración, entonces yo creo que esta tensión entre no me gusta esto y me voy o me quedo para hacer un cambio inmediato, nos toca saber que sea para dónde te vayas, esta actitud mental te acompañará a dónde sea y será difícil tomar un camino, y me he dado cuenta cómo se empieza a compartir literatura de la filosofía estoica y creo que a partir de allí hay un elemento interesante que significa poder avanzar y salir adelante aún en medio de las adversidades que tenemos. En el mundo de la psicología hay quien te dice que situaciones adversas y frustrantes vamos a tener pero nosotros decidimos qué actitud tomamos frente a esas situaciones, a partir de allí viene la parte de cultivar, competencia, habilidades, rasgos de personalidad, que nos permitan ser más resilientes y nos ayuden a fortalecernos en medio de la adversidad, incluso hay un libro sobre esto, creo que es importante cómo estas adversidades nos nutren y nos fortalecen a los venezolanos estemos donde estemos, incluso estando en Venezuela porque estamos en un campo de entrenamiento maravilloso cuyo reto está más allá de la narrativa y de la víctima y creo que hay un trabajo enorme que realizar desde lo anímico y que en esa adversidad empiece con: en esta adversidad, ¿qué voy a hacer? Ver cómo resolverás el problema, cómo te vas a enfrentar a esa adversidad que te vas a encontrar, justamente el libro que mencioné, El hombre en busca de sentido, tiene que ver con que cada niño y cada joven busque algo que le llene el alma, algo que le permita decidir día a día incluso en situaciones adversas como la de hoy en día.

¿Qué consejo le darías a los caraqueños?

Yo creo que sería, si no eres parte de la solución, entonces eres parte del problema; fíjate que a los caraqueños nos toca ser parte de la solución en el sentido de que esto es un momento de ideas, de creatividad, de soluciones porque todos queremos más ideas, soluciones y colaboraciones tanto políticas como públicas que incluyan a la gente como parte de la solución, que sí las hay, y me gustaría aplaudir y reconocer distintas soluciones entre los que dijeron ya no espero más y crearon esas soluciones sin esperar al órgano político que sea y crearon esa solución desde lo comunitario diciendo: me empiezo a unir a estas personas, empiezo a crear cambios y experiencias, cómo se van apoyando con otros, y hay que reconocer a esa gente que está dando pasos para la restauración y regeneración de Caracas, y que el factor social y ambiental formen parte de esto, que no sea solo de la arquitectura y esas cosas, sino las personas con el ambiente y lo colectivo y esas oportunidades que se van generando allí y creo que hay experiencias en Venezuela que están siendo exitosas y tienen que ver con eso, pero también internacionales que nos pueden servir de inspiración, además yo diría que en un momento como este, nos ayuda a conectar con venezolanos que hacen distintas cosas en distintas partes en el mundo, creo que también entra esa parte de identificar a los venezolanos que están logrando cosas por todo el mundo, cosas maravillosas y darnos cuenta que hay un faro de luz en medio de este panorama que pueda parecer desolador para muchas personas, entonces es eso de poder identificar esos faros de luz que nos permitan mirar a una ciudad que es capaz de impulsarse hacia el futuro.

Ver también
Eleonora Requena, de la Sed a Los Textos por fuera

¿Qué crees que es lo más icónico de Caracas?

Yo creo que no hay caraqueño que se resista a esa relación de profunda admiración por nuestro cerro Ávila, yo creo que allí hay un elemento icónico mayor, y entendemos esa fragilidad y esa relación con la naturaleza y que lo que hagamos tendrá consecuencias, como por ejemplo los drenajes de la ciudad tapados y lo que pasa si no cuidamos, por ejemplo, el río Güaire; entonces, es eso de cómo cuidamos lo que está en las montañas y lo que baja de ellas y cómo no permitimos situaciones que nos afecten a nosotros. Es una relación que nos ha costado aprender pero creo que cada vez más vamos teniendo ese cuidado por la montaña y por el territorio; además, es icónico de cómo van coexistiendo los distintos estratos sociales, distinto a como es en otras grandes ciudades, el caraqueño se ha sentido incentivado a vernos a las caras siendo de distintas clases sociales, esto no ha sido del todo satisfactorio pero hay mucho de lo cual aprender porque aún hay intolerancia y conflictos entre las distintas clases, pero yo creo que nos toca reconocernos en una ciudad que debe, además de los íconos que podamos mencionar, cómo podemos pensar en los íconos futuros que nos van a permitir más reencuentros y reconciliaciones, más espacios para la paz y la construcción y desarrollar un escenario donde podamos querer avanzar y progresar como sociedad superando cualquier creencia, prejuicio o resentimiento. Entonces es pensar en nuevos íconos que nos ayuden a conectar como sociedad, ciudad y país.


El Instagram de Félix es: @felixxi y no olvides visitar la página web para ver esas Opciones para Venezuela.

¿Cuál es tu reacción?
Confuso
0
Divertido
0
Me encanta
0
Me gusta
0
Sorpresa
0
Ver comentarios

Dejar una Respuesta

Tu correo electronico no sera publicado.

SUBIR AL INICIO
La Guía de Caracas
X