Ahora leyendo
Anthony Abellás: un periodista, un fanático y un ciudadano apasionado

Anthony Abellás: un periodista, un fanático y un ciudadano apasionado

Anthony Abellás es un periodista deportivo fanático del fútbol y apasionado por Caracas
https://www.instagram.com/p/CCKQ7MWHfEg/?utm_source=ig_web_copy_linkhttps://www.instagram.com/p/B3X-YWHHWgB/?utm_source=ig_web_copy_link

Anthony Abellás es una de las jóvenes voces del deporte en Caracas. Su voz se hace cada vez más común en emisoras de radio y programas de televisión. A punto de cumplir una década haciendo periodismo deportivo, Anthony sigue enfocado en crecer y hacerlo acá, en Caracas.

Después de su paso por Globovisión, el comentarista y locutor pasó a formar parte de la alineación de Play Top, un programa especializado en deportes de la cadena IVC. Pero este año, durante junio, hubo un gran salto en la carrera de este joven periodista que lo llevó a casi cada rincón del país.

Anthony estuvo como comentarista durante los partidos de La Liga que se transmitían por IVC, tanto en la televisión por cable como en la web. El impacto y la recepción fue tremenda, en especial por el complicado momento que atraviesa buena parte del mundo a raíz de la pandemia del coronavirus.

Su voz también anima la mañana de los caraqueños gracias al programa “Real Caimanera”, que se transmite por Play Top Radio 95.5 FM. En este programa, donde trabaja junto a César Kensen y Coquito Santoro, se mezclan temas deportivos con notas de humor y un poco de cultura pop.

Anthony está listo para seguir innovando a través de nuevos y más grandes proyectos, esperando que la mayoría se desarrollen en Caracas, la ciudad que adora. El comentarista y locutor está a tan solo meses de celebrar una década en el mundo del periodismo deportivo, pero está seguro que lo mejor está aún por venir.

Este joven periodista deportivo, que apenas tiene 29 años, ya suma varios planes en su agenda, pero está más que acostumbrado al montón de responsabilidades.

Crecer entre canchas y libros

Anthony estudió en el colegio La Salle de Caracas y compartía su tiempo entre los salones de clase y prácticas de fútbol, el deporte que lo apasiona. Asegura que formar parte de esta institución lo ayudó a convertirse en la persona responsable y determinada que es hoy en día. Agradece a sus padres esa oportunidad y, además, de contar con su apoyo incondicional.

Él dice que fue gracias a la educación que recibió en el colegio La Salle que pudo ingresar a la Universidad Central de Venezuela (UCV), donde estudió Comunicación Social y por la cual siente un inmenso orgullo. Ahí, entre clases y balonazos en las instalaciones del extinto Real Esporr (ahora Deportivo La Guaira), Anthony decidió enfocar sus esfuerzos hacia los estudios y dejar a un lado sus sueños de gloria deportiva.

Anthony Abellás no solo es conocedor sino un fanático empedernido del fútbol
Anthony Abellás practicó fútbol desde la primaria y soñaba con ser jugador profesional antes de dedicarse al periodismo deportivo

“Hubo un momento, cuando yo estaba estudiando en la UCV y jugaba en el extinto Real Esporr, en que los horarios me chocaban mucho y me tocó tomar una decisión. Yo decidí irme por el camino de los estudios para honrar un poco el sacrificio de mi familia”, explica Abellás. A pesar de no cumplir su sueño, egresó de la UCV como uno de los mejores de su clase.

Aunque ahora solo juega fútbol por entretenimiento, las canchas siguen siendo parte de su día a día. A veces se pregunta cómo sería su vida de jugador profesional, pero asegura que ama su trabajo como periodista y vivir tan de cerca el mundo de los deportes.

“Yo creo que la vocación que me despierta el periodismo deportivo no lo hace ninguna otra cosa y esa es la razón principal por la que me dedico a esto”, considera Anthony. Si bien el fútbol es su principal pasión, es un conocedor de –casi– todas las disciplinas deportivas.

Una carrera llena de pasión

Anthony recuerda que el periodismo ligado a los deportes siempre estuvo presente en su vida. Su familia, de origen español, le inculcó el amor por el fútbol desde que era un niño. Sin embargo, otros personajes que se cruzaron en su camino le abrieron las puertas a otras disciplinas que quizás si no las practicaba, aprendió a apreciar.

Uno de sus tíos políticos es Carlos Alberto Hidalgo Meleán, una de las icónicas voces del deporte en Venezuela. Se dedicó principalmente a la cobertura del béisbol, pero también trabajó con otras disciplinas para las pantallas de Venevisión.

“Yo lo veía trabajar, junto a mi primo que también es un fanático empedernido de los deportes, y por ahí fue consolidándose mi afición por los deportes en general”, asegura Abellás.

Curiosamente, sus constantes visitas al Estadio Universitario no cambiaron la tradición familiar y, al igual que su abuelo, Anthony sigue a los Navegantes del Magallanes.

“A uno de mis abuelos, a pesar de ser español, le gustaba bastante el béisbol. Lo veía los fines de semana y era de los Navegantes del Magallanes. Entonces, bueno, a mí me quedó como esa pequeña afinidad”, explica, pero asegura que no le da mucha cuerda a este sentimiento para mantenerse lo más objetivo posible.

Más allá de esas experiencias, Anthony asegura que nada marcó su afición a los deportes como lo hizo el Mundial de fútbol de Francia 1998 y la habilidad de jugadores como el brasileño Ronaldo o el francés Zinedine Zidane. Pero más allá de eso, desarrolló su amor por el deporte con los años de práctica, desde que estuvo en el colegio hasta sus días universitarios.

Sin embargo, Anthony encontró en el periodismo deportivo una manera de seguir viviendo el deporte con esa ferviente pasión y, de alguna forma, buscar transmitirla a otros.

El deporte: un mismo idioma

Las ganas de seguir creciendo llevaron a Anthony hasta Madrid, España, para estudiar un Máster de Periodismo Deportivo. Allá tuvo la oportunidad de echar un vistazo a los medios de comunicación del país ibérico, y aunque agradece la experiencia, asegura que nada le apasiona más que hacer periodismo en su país, en su ciudad; en Caracas.

“Me siento en casa, siento que estoy trabajando en mi hogar: la misma jerga, la misma idiosincrasia y la misma cultura la comparto con quienes me escuchan y consumen mi trabajo”, cuenta Abellás sobre su trabajo como periodista deportivo en la capital venezolana.

Explica que una de las cosas más importantes para él es poder hacer su trabajo “para gente que habla como tú, que piensa como tú y que las mueven las mismas cosas que a ti… Creo que eso no tiene precio”. Para él, en Caracas no importa a donde ni a quién le vayas, el deporte es un mismo idioma.

Para Anthony la experiencia como comentarista durante los partidos de La Liga Santander fue “invaluable”, sobre todo por lo complicado que ha sido este 2020.

“Que oportunidades de esta envergadura aparezcan en una etapa tan difícil para Venezuela y el mundo entero, como la cuarentena por el coronavirus, no es muy común”, reconoce el joven periodista, quien agradece a IVC y a los televidentes por la confianza.

Al igual que con las instituciones que ayudaron con su formación, Anthony se siente orgulloso de formar parte del equipo de IVC. Abellás reconoce que la hazaña de llevar las transmisiones de la liga española de fútbol a Venezuela y otros países fue un logro único.

Si hay algo que caracteriza a Anthony es su capacidad para demostrar agradecimiento, y también su voluntad para afrontar grandes proyectos.

Un partido que apenas empieza

Como si de un partido de fútbol se tratase, este joven periodista está listo para seguir sumando puntos en su carrera profesional. Luego de esta experiencia comentando partidos de la liga española, Anthony construye su camino hacia su participación como comentarista en una Copa Mundial de fútbol.

Ver también
El Puma, José Luis Rodríguez

“El torneo particular con el que sueño comentar es el Mundial, y si está Venezuela de por medio, mucho mejor. Imagínate… ¡Sería un sueño cumplido!”, comenta Abellás emocionado.

Asegura que esta no es una meta a corto plazo, pues siente que podría ser como intentar correr cuando, según él, apenas va gateando. Sin embargo, su experiencia y compromiso lo respaldan para aceptar el reto.

Pero tal y como un partido que apenas empieza, Anthony sigue trabajando el planteamiento técnico de su carrera profesional. Aunque no temería en aprovechar una oportunidad fuera de tierras venezolanas, aspira a establecer su futuro acá en Caracas.

“¿Que si veo mi futuro profesional aquí? Más que verlo, lo deseo. Yo no quisiera irme de Venezuela”, dice. Al mismo tiempo, acepta que, si una oferta extranjera es lo suficientemente buena, la tomaría para seguir creciendo. Pero su intención de permanecer en Caracas es clara.

“Yo ya tuve la oportunidad de estar fuera, de ejercer afuera y de vivir afuera casi dos años… Y uno aprende que cuando estás aquí y no has salido, das muchas cosas por sentado”, relata Abellás. Asegura que la sensación de hogar que le produce Caracas es algo que no consigue en otro lugar.

Sin embargo, a Anthony también le encantaría cambiar varios aspectos de la ciudad, pero sobre todo la sensación de inseguridad generalizada. Y no, no solo esa inseguridad reflejada en estadísticas, sino esa que nos frena de hacer algo por miedo a decepcionarnos.

“Perdamos el miedo a disfrutarla”

Tal y como muchos caraqueños, este joven de 29 años siente que Caracas es una ciudad hostil y acogedora en igual medida. Pero más allá de eso, Anthony reconoce las capacidades que esta ciudad tiene para ofrecer algo más, algo mejor.

“Yo creo que tienen que cambiar muchas cosas, sí, pero perdamos el miedo a salir a disfrutarla, ¿no? Al menos en la medida de lo posible”, reclama Abellás. “Hay tantas cosas que nos condicionan, que nos hacen creer que algo no va a salir bien, que no hay chance de disfrutar Caracas… Y es un poco cambiar esa cultura, esa mentalidad”.

Anthony se graduó de la UCV en 2014, pero disfrutó su vida universitaria entre el campus diseñado por Carlos Raúl Villanueva y la ciudad. Uno de los espacios que más le llama la atención de la universidad es “Tierra de nadie”, y es justamente por esa libertad.

“Ves grupos de amigos, gente estudiando, gente haciendo deportes, lanzando un frisbee… Pareciera algo como congelado en el tiempo; te hace recordar con una melancolía, que no debería existir porque uno no lo vivió, épocas pasadas de Caracas”, señala Abellás.

Y es que, para él, de eso se trata esta ciudad y su trabajo acá. Esa misma experiencia es la que evoca en su mente asomarse desde las tribunas o la cabina de transmisión en el Estadio Olímpico, una sensación parecida a transitar la Cota Mil en la tarde después del trabajo o al saludarse amigablemente con los perrocalenteros de Las Mercedes.

Anthony, a través del periodismo deportivo, su pasión, le entrega a Caracas algo de lo que ella le da a él. Esas emociones, alegrías y esperanzas para seguir construyendo, para seguir apostando a algo mejor, son solo una muestra de lo que ambos pueden alcanzar.

¿Cuál es tu reacción?
Confuso
0
Divertido
1
Me encanta
15
Me gusta
3
Sorpresa
0
Ver comentarios

Dejar una Respuesta

Tu correo electronico no sera publicado.

SUBIR AL INICIO
La Guía de Caracas
X