Ahora leyendo
Músico Caraqueño: El Jazz de Víctor Cuica

Músico Caraqueño: El Jazz de Víctor Cuica

Víctor Cuica

No podemos negar que su amorío con el saxofón nos ha dejado excelentes referencias musicales rellenas de un sabor latino. ¡Y pensar que su figura no es primeramente reconocida por la música, sino por el cine! Y aunque, personalmente, no he tenido la dicha de escuchar en vivo el jazz del gran Víctor Cuica , aún así, a través de mis auriculares es capaz de acelerarme. No solamente por el sentir de las piezas, sino también por su historia como músico caraqueño-venezolano.

Precisamente es la pasión de Víctor Cuica lo que entusiasma. Inició con su arte a los 14 años, para algunos expertos podría ser una edad ligeramente tardía para introducirse en el mundo de la música, pero las aptitudes del artista eran innatas. Bien sabemos que el talento no se niega, se revela. Y ni siquiera fue un saxofón el primer instrumento que tocó en su vida, pero en cuanto lo conoció se enamoró de él. Cuando un músico se compromete con su instrumento, raramente los ves separados.

Sin embargo, ocurrió lo que denominaremos «una etapa ligeramente desenfocada» de su carrera musical. El tiempo entre las décadas de los setenta y ochenta, el artista desenvolvió sus actuaciones secundarias en el cine y la televisión venezolana. Víctor incluso llegó a comentar en una entrevista que en ese entonces no era muy apreciado el talento musical como debía.

Participar como extra en Radio Caracas e interpretar pequeños papeles en películas venezolanas lo ayudó a subsistir durante años. Pero en su historia, no se dejó manejar por los acontecimientos externos, y terminó convirtiéndose en un ícono del jazz venezolano. Durante esta época, igual compartió escenarios con diversas orquestas y bandas musicales, entre ellas podemos destacar del cantante salsero Oscar D’ León y participó en diversos festivales internacionales. Incluso, destacando una mezcla del arte audiovisual con el musical, recibió un premio por la banda sonora de la película Santera.

Víctor Cuica fue invitado de artistas reconocidos en su grabaciones, tocando tanto en tierra venezolana como extranjera. Fue en 1983 cuando sacó su primer álbum titulado: «Que sea para siempre». A este álbum le siguieron muchos éxitos más, y aun así, su música no dejó de sonar en vivo en los locales nocturnos de la ciudad de Caracas.

Enaltecer al reconocido saxofonista que mezcló el jazz y la música caribeña es demostrar la admiración y respeto por su pasión. En la actualidad toca en las calles de Suiza, donde fue el primer venezolano en participar en el Festival de Jazz de Montreux.

¿Tuviste la oportunidad de escuchar alguna de sus presentaciones en el Centro Cultural BOD, Trasnocho Cultural o en cualquiera de sus otras apariciones en el Boston Bakery? Comenta sobre tu experiencia y cómo te llega la pasión de este innegable talento venezolano.

¿Cuál es tu reacción?
Confuso
0
Divertido
0
Me encanta
1
Me gusta
2
Sorpresa
1
Ver comentarios

Dejar una Respuesta

Tu correo electronico no sera publicado.


© 2007 - 2019 La Guia de Caracas. Todos los derechos reservados.

SUBIR AL INICIO Do NOT follow this link or you will be banned from the site!