Teresa Carreño, la primera mujer en una estampilla en Venezuela

Teresa Carreño, la primera mujer en una estampilla en Venezuela

Conocida como La Leona del Piano, Teresa Carreño fue una mujer que destacó en el mundo de la música y la cultura. Pero más allá de sus capacidades artísticas, demostró ser una mujer empoderada y luchadora para cumplir sus sueños, considerando que para la época era poco usual que una mujer se desenvolviera tocando piano o escribiendo música, época de 1860 y 1917, se dedicó a la música gracias a que su padre se dedicó a enseñarle.

Su padre la motivó desde muy joven a aprender y hacer del piano su vida, pues con tan solo cinco años de edad realizaba tareas sorprendentes, usando más de 500 ejercicios compuestos por su padre y que eran de distintas dificultades y técnicas. Por sus logros recorriendo el mundo con su música es mencionada por muchos maestros como la pianista más prolífica de América Latina en los siglos XIX y XX, además de ser una de las importantes del mundo.

Teatro Teresa Carreño

Por otra parte, su actitud la llevó a lograr que su crecimiento profesional y personal nunca se detuvieran, sino hasta su muerte por complicaciones de salud en 1917. Cada una de sus actuaciones la convertía en una figura femenina cada vez más admirable, llevándola a tocar en muchas ciudades del mundo, Nueva York, París, Berlín y Milán, entre otras ciudades de Europa, América, África y Australia.

Por ser una imagen femenina inspiradora, el Correo de Venezuela decidió emitir una estampilla en su honor, pasando a ser así la primera persona de género femenino en tener su imagen grabada en una estampilla venezolana.

Teresa Carreño tenía el pensamiento positivo de que la cultura de un artista era indispensable para la proyección de su persona y su talento, por lo que indicaba que encontraba placer en la observación y apreciación de la naturaleza y del mundo en su inmensa totalidad. Admiradora de la arquitectura y la poesía se considera una mujer disruptiva y de pensamiento firme.

Placa en el sitio de su muerte

Como muchos saben, el Teatro Teresa Carreño lleva el nombre en honor a esta innovadora mujer, pero no muchos saben que éste es el principal complejo cultural de Caracas, también cuenta con un reconocimiento en el lugar en el que falleció, en el 740 de la West End Avenue, en Manhattan, donde en 2003 se develó una placa conmemorativa en su nombre. Como si fuera poco, una plaza en el parque El Calvario, dos calles, un colegio y una orquesta sinfónica juvenil de El Sistema han sido nombradas en su honor, lo cual no parece ser suficiente para conmemorar su aporte a la cultura venezolana.

 

COMENTARIOS

X