Ahora leyendo
Cayu Vegas: un gran ex jugador de volleyball

Cayu Vegas: un gran ex jugador de volleyball

volleyball

Cayu Vegas es un entrenador deportivo, ex-voleibolista profesional, ex-jugador del equipo de volleyball del Barça y la selección venezolana.

¿Cómo te interesaste en el volleyball?

Es una historia bastante rara porque en donde yo estudiaba en el liceo de joven el volleyball era un «deporte de niñas», los hombres no jugábamos volleyball en esa época imagínate, era como que si jugabas volleyball eras niña y yo toda la vida jugué basket. Ya de viejo como a los 19 años en la universidad me quedé sin equipo de basket y un amigo mío de la universidad me preguntó que si sabía jugar volleyball, que si quería jugar volleyball, yo siempre he sido aficionado al deporte y de jugar cualquier deporte, dije nada mejor que jugar nada juego volleyball así sea para matar tigre como dice uno, y ahí fue cuando empecé a jugar. Ya tenía la habilidad del basket que ya había jugado y poco a poco fui aprendiendo y me fui enamorando del juego.

¿Cuándo comenzaste a jugar volleyball?

Como te comenté anteriormente yo comencé relativamente tarde, como a los 18 o 19 años empecé a jugar volleyball en un equipo en competiciones municipales de niveles bastantes bajos. Fíjate que la mayoría de la selección tienen esa edad y ya son de la selección de mayores y yo a esa altura de mi vida competía en torneos locales de bajo nivel.

¿Cuál es tu mejor recuerdo relacionado con el volleyball?

Mi mejor recuerdo sin duda alguna fue escuchar el himno de Venezuela en el sudamericano de selecciones del año pasado, cuando jugamos el clasificatorio al preolímpico, estar ahí parado con el grupo de compañeros todos con la misma misión, con el mismo corazón, con la misma cultura, sabiendo que estábamos representando a millones de personas. Ese punto exacto cuando estábamos escuchando el himno antes de entrar al juego. La verdad es que es bastante especial y no lo voy a olvidar.

¿Cómo fue tu recorrido en ese mundo?

Mi recorrido en este mundo como siempre digo fue una montaña rusa, porque nunca fui un dedicado al volleyball, siempre estaba en una cosa o la otra, yo estudie ingeniería química en la USB en Caracas, tenía un futuro programado por el que estaba estudiando y fajándome, entonces al principio en esa época como empecé tarde nunca tuve esas aspiraciones, siempre me lo tomé como un profesional, yo digo que iba a la universidad a estudiar de hobby y lo mío era jugar y estar todo el día metido en la cancha, entrenando y buscando maneras de ser mejor, espontáneamente sin ningún tipo de objetivo profesional, entonces se me fueron dando las cosas hubo una competición universitaria importante nacionalmente donde yo destaqué muchísimo ya al final de mi carrera como en el cuarto o quinto año, y allí me escogieron para integrar la selección nacional de universidades, los mejores de todas las universidades y ahí me di a conocer a nivel nacional, todo el mundo diciendo de dónde salí porque todos eran de selección y reconocidos. Entonces de allí me gradué y me salió una opción para jugar volleyball en España y jugué una temporada en Murcia en España, pero después tenía como la presión o necesidad de ver qué hacía con mi carrera de ingeniero si realmente la iba a aplicar o no, me regresé a Venezuela y enseguida quedé en una empresa super reconocida aquí y era un trabajo soñado para un ingeniero y lo acepté. Dejé a un lado al volleyball, empecé a trabajar como un loco, trabajé cuatro años en esa empresa sin dejar de jugar pero estaba más trabajando y de allí me di cuenta que no me gustaba lo que hacía, renuncié y jugué en la liga profesional de Venezuela, ese año ganamos la liga y fuimos al sudamericano de clubes, tuve la suerte de enfrentarme a los mejores jugadores de Brasil, me mantuve jugando profesional, después me salió una oportunidad de jugar en el Barcelona en España (el club filial de volleyball del club de fútbol), allí estuve un par de años, me regresé a Venezuela jugué un par de años más después lo dejé porque me dediqué al volleyball de playa, jugué la liga profesional de volleyball de playa dos años y después de la nada me convocaron para la selección nacional donde nunca había jugado, y quedé en la selección a los 36 años, creo que soy el primero en volleyball que queda en la selección por primera vez a esa edad. Allí terminé el preolímpico y hasta ahora retirado y dedicándome a ser entrenador físico.

¿Cuál es tu libro favorito?

Yo no soy mucho de leer libros así de cuentos, siempre ando leyendo pero pueden ser libros más aburridos por así decirlo, yo leo más libros referentes al entrenamiento, la preparación física, de liderazgo, productividad, de cómo ser más efectivo, en fin. Libro que pudiese decir que me ha marcado mucho y uso todos los días las aplicaciones que hay ahí, es uno que se llama los 7 hábitos de la mente altamente efectiva, un libro relativamente conocido y súper importante si quieres llevar a cabo un emprendimiento o quieres destacar en cualquier ámbito en el que quieras destacar. Con respecto a algún escritor hace un tiempo me gustaba mucho los libros de John Katzenbach me parece que como escritor, su estilo, como lleva el libro, te mantiene atrapado.

¿Cuál es tu chuchería venezolana favorita?

Por excelencia, el pirulín; no hay quien le gane.

Ver también

¿Qué consejo le das a los deportistas venezolanos?

Creo que la diferencia entre lo que le recomendaría a un deportista venezolano y que no le diría a uno de otro país es que desafortunadamente aquí no se invierte en los recursos para tener la calidad de deporte hablando de deporte de alto nivel, a diferencia de otros países que sí lo hacen y eso refleja cómo ellos destacan y por eso aquí los que destacamos somos pocos, todo empieza por allí, por eso hay que entender que si quieres destacar entiende que en otro país probablemente un chamo en tu situación tiene un equipo de trabajo mucho más grande que el tuyo con profesionales super preparados que le darán esa ventaja en relación a ti, no es que por ser venezolano seas peor, si no que ellos casi que solo hacen lo que le digan y ya, aquí no, aquí probablemente si juegas en un equipo puede que tengan carencias, entonces el deportista venezolano tiene que ser un poco más proactivo, un poco más autosuficiente en el sentido que tiene que buscar recursos más allá de los que le están dando a excepción de algunos pocos equipos profesionales que hay en Venezuela. Entender eso que ser atleta no es solo ir a la práctica y hacer lo que te digan, si no que hay muchas vertientes para un desarrollo profesional de alta competencia como el trabajo psicológico, el trabajo físico, el trabajo de recuperación, en fin, tomar en cuenta eso tener un líder o guía a seguir, no solo en la parte de juego si no que en todos los otros ámbitos integrales que envuelven al atleta, que en muchos casos lo vas a tener que buscar tú y no necesariamente tiene que ser una persona, también pueden ser cosas que busques en Internet que funcionen. Entender que si quieres destacar a nivel mundial, vas a tener que hacer cosas adicionales a las que ya haces.

¿Cómo te sentiste cuando la selección de volleyball masculina clasificó a los Juegos Olímpicos?

Me sentí súper contento, sobre todo por el grupo de chamos que estaban allí, el cual tuve la oportunidad de estar meses antes, en ese clasificatorio al preolímpico en el que perdimos contra los equipos a los que al final en el preolímpico les ganamos para clasificar en específico a Chile. Más que todo me sentí contento por ellos, sentí que estuvo bien ganado, y realmente creo que lo que hacen en ese grupo incluyendo al entrenador Ronald Sarti es realmente mágico y bueno como te expliqué en la pregunta anterior, los recursos que invierten los equipos que están al nivel olímpico son mucho mayores a los que se están invirtiendo aquí, así que fue mucho de corazón, de las ganas y el trabajo en poco tiempo y con pocos recursos que pudo hacer el entrenador y el sacrificio de los muchachos para lograr la clasificación. Te lo puedo decir yo que estuve ahí meses antes, y por el otro lado me sentí bien conmigo mismo porque sé que de alguna manera puse mi grano de arena para que esa clasificación se diera sin haber estado ahí, de verdad me sentí satisfecho al haber estado en ese grupo meses antes.

¿Qué consejo le das a los caraqueños?

Caracas es una ciudad en la que generalmente vivimos en estrés, en miedo en muchos casos, en rabia en otros casos, en paciencia, pero si me pides una recomendación yo diría que primero seguro desde donde estás puedas echar un vistazo al Ávila y que entiendas que esa vista no la tendrás en ningún lado y después que si estás en un sitio cerrado salgas y sientas el clima y te digas a ti mismo gracias por estar aquí porque este clima no lo vas a tener en muchos lados, creo que de esa manera uno le ve la cara positiva a la ciudad y le ve la buena vibra al hecho de poder formar parte y ser un ciudadano más de esta ciudad tan mágica y tan pintoresca e ideal.

Cayu

Sin duda alguna, la historia de Cayu Vegas es una gran historia, además de los grandes consejos que ofrece y todo lo que nos cuenta.

¿Cuál es tu reacción?
Confuso
1
Divertido
0
Me encanta
2
Me gusta
3
Sorpresa
0
Ver comentarios

Dejar una Respuesta

Tu correo electronico no sera publicado.

SUBIR AL INICIO
La Guía de Caracas
X