Ahora leyendo
Claudio Lazcano: un gran Luthier

Claudio Lazcano: un gran Luthier

David Alejandro Sosa Tejada
Claudio Lazcano

Claudio Lazcano inicia su formación profesional como Luthier en 1985 en los Talleres de Luthería organizados por el Ateneo de Los Teques. Desde 1986 ha fabricado instrumentos de cuerdas pulsadas, entre ellos guitarras clásicas, cuatros, bandolas llaneras, mandolinas. Su habilidad en la luthería no solo se limita al ámbito de los instrumentos tradicionales, incluyendo aquellos pertenecientes al género popular latinoamericano, sino que además se ha dirigido a la fabricación de instrumentos antiguos europeos, como laúdes, salterios, mandorlas, guitarras renacentistas, guitarras barrocas y clásico-románticas, razón por la cual en 1997 realiza cursos de especialización con el maestro inglés Paul Fischer.

En 1996, Claudio Lazcano participó en la Exposición Colectiva de Luthería, instalada en el Centro Cultural Consolidado (hoy Torre Corp Banca), compartiendo espacios con Oscar García, Thomas Humphrey, Matías Herrera y Ramón Blanco, bajo la curaduría de Alejandro Bruzual. En el 2010 inició la fabricación de instrumentos eléctricos bajo la asesoría del guitarrista y bajista maestro Ronald Sosa. Realizó estudios de guitarra clásica con el maestro Alejandro Vásquez y de guitarras antiguas con el maestro Bartolomé Díaz. Recientemente fue jurado del Concurso Nacional de Guitarra Alirio Díaz realizado en Carora 2019.

Claudio Lazcano

¿Cómo te interesaste en ser Luthier?

Me inicié en la lutheria al visitar el taller del maestro Ramón Blanco, ya era estudiante de guitarra clásica con el maestro Alejandro Vásquez y él me lo recomendó para que probara sus guitarras, pero al ver su taller quedé fascinado por este oficio, al poco tiempo se dio un curso de luthería en Los Teques en 1986, lo inicié por curiosidad y complemento de conocimientos en la guitarra, pero me quedé trabajando en forma inmediata, mi maestro fue Oscar García y ese mismo año montamos un taller conjunto en Chacao, durante 10 años; luego de su muerte seguí sólo con mi taller.

¿Quiénes fueron tus profesores? ¿Quiénes te enseñaron el oficio?

También recibí clases del maestro inglés Paúl Fischer en 1997, el curso lo recibí en mi salón de clases en los talleres de cultura popular de la la Fundación Bigott, donde yo impartí clases por 4 años.

¿Qué es lo que más disfrutas de ser Luthier?

Tengo un placer inherente al trabajo manual que brinda la luthería, pero lo profundo de este arte que más disfruto es oír los resultados sonoros y estéticos en manos del instrumentista, también disfruto mucho el proceso de investigación en el caso de fabricación de instrumentos históricos como laudes, guitarras renacentistas, salterios entre otros.

¿Tocas algún instrumento?

Estudié guitarra clásica con el maestro Alejandro Vásquez y luego guitarra renacentista, barroca y romántica en cursos de especialización con el maestro Bartolomé Díaz.

¿Cuál es el instrumento que más te gusta fabricar?

Mí formación inicial en la guitarra clásica me llevó a que sea la guitarra mi instrumento preferido en la construcción, históricamente tiene un desarrollo y cambios bien estudiados particularmente en los últimos cinco siglos, la he estudiado en su construcción de diferentes épocas , lectura de tablaturas y ejecución instrumental.

Ver también
Brígido Iriarte

¿Qué te apasiona de la música?

Tengo una doble pasión por la música, la primera es la forma como activa los sentimientos al escucharla, es hacer un viaje que el compositor ha creado y es único, así lo recorra varias veces. La segunda pasión por la música es poder ejecutarla, me permite entender al compositor y darme la oportunidad de ejecutar una obra a mi manera.

¿Cuáles son los sonidos con los que asocias a Caracas?

Tengo dos sonidos asociados a Caracas, desde pequeño la época de mayor brisa en Caracas me produce un sonido que me trae un sentimiento de frescura, como es el clima de Caracas, más recientemente está acompañado por los sonidos emitidos por las guacamayas, particularmente a final de tarde, me anuncian que Caracas está por oscurecer.

Luthier

Claudio Lazcano es un Luthier con muchos años de experiencia en este campo, con conocimientos de guitarra y alguien que disfruta cómo los músicos sacan grandes sonidos de sus creaciones además de que considera que Caracas tiene un sonido de frescura aparte del de las guacamayas.

¿Cuál es tu reacción?
Confuso
0
Divertido
0
Me encanta
6
Me gusta
5
Sorpresa
0
Ver comentarios

Dejar una Respuesta

Tu correo electronico no sera publicado.

SUBIR AL INICIO
¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!
X