Ahora leyendo
Salsas que nos enseñan las nonnas caraqueñas

Salsas que nos enseñan las nonnas caraqueñas

Giomar Morán
Salsas italianas

Las salsas son unas de las cosas más ricas de la gastronomía, ellas pueden ser el ingrediente estrella de un platillo o el acompañante perfecto. Venezuela es un país que posee una gran mezcla de culturas y la italiana es una de las más grandes.

¿Quien se le resiste a un plato de pasta? Las salsas pueden servir de complemento de proteínas, vegetales y carbohidratos. Además, se pueden preparar en una sola tanda y guardarlas para ahorrar tiempo a la hora de cocinar.

En eso son especialistas las nonnas caraqueñas, ellas siempre te invitarán a la mesa. No se puede dudar que nuestra comida ha heredado su sazón.

No importa si estamos viviendo una Caracas movida o tranquila, tener cosas listas en la nevera siempre será algo alentador para nuestros antojos. En esta ocasión compartiremos un trío de salsas que forman los colores de la bandera de Italia.

Y es que, sin duda alguna, ésta es una de las gastronomías favoritas de casi todo el mundo.

Salsas fáciles y deliciosas

Bechamel

Esta salsa blanca es tan sutil como su color, solo necesita de atención y paciencia, porque, como dicen por allí, la cocina es celosa. Así que no te distraigas y dedícale tiempo a tus platillos.

Esta es una de las recetas de salsas que las nonnas caraqueñas suelen proteger y sólo la comparten con familiares. Es una salsa ideal para sorprender a esa pareja que va a probar por primera vez tu cocina. Te recomendamos practicarla durante esta cuarentena.

Necesitaremos:

  • Media cebolla picada en cuadritos
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 1 taza de leche líquida
  • 1 cucharada de harina de trigo
  • Pizca de sal

Lo primero es colocar a sofreír la cebolla en la mantequilla derretida; cuando ésta ya esté cristalizada (como transparentosa), agrégale la leche que ya debe estar mezclada con la harina.

Ahora comienza a remover lentamente a fuego bajo; en unos minutos vas a notar que su consistencia irá cambiando. La sal es al gusto y un toque de nuez moscada también le quedará genial.

Salsa de Tomate o Napolitana

Esta es la reina de las salsas, es la base de casi todas las salsas rojas, varían sus nombres con alguno que otro ingrediente extra, ella se puede transformar en infinidad de platillos.

Aunque no hayas crecido con una «vera nonna», lo más seguro es que esta haya sido la primera salsa que aprendiste a hacer. Ideal para esas comelonas que se hacían entre amigos antes de una tarde de estudios.

Necesitaremos:

  • ½  kilo de tomates maduros
  • 4 dientes de ajo
  • Chorrito de aceite de oliva
  • Sal, azúcar y pimienta negra
  • Albahaca, orégano o perejil
  • Cebolla (opcional)

Lo bueno de la cocina es que ella es flexible, las salsas de tomates o napolitanas varían en uno o dos ingredientes dependiendo de lo que tengamos a la mano, pero el tomate es la base de toda salsa roja.

Se deben colocar a hervir los tomates, a estos se les hacen unas líneas finas con el cuchillo para que luego sea más fácil quitarles la piel (dicen que amarga la salsa). Cuando estén listos deja que se enfríen un poco, quítales la piel y córtalos en cuadritos.

Ver también
Sushi

En un sartén u ollita agrega el aceite de oliva con los ajos triturados, no dejes que éstos se quemen (personalmente también me gusta agregarle cebolla picadita) cuando ya estén cristalizadas, es momento de agregar el tomate y remover, le puedes agregar la especia de tu preferencia, orégano o albahaca.

La sal junto a la  pimienta son al gusto y la cucharadita de azúcar es para equilibrar la acidez de los tomates. Esta salsa debe quedar tan roja como la Esfera de Soto.

Pesto

Esta delicia verde es una de las salsas más frescas y vibrantes como nuestro Cerro Ávila, necesitas de pocos ingredientes para su realización y ésta te puede durar tiempo en la nevera y no se dañará.

Es la salsa ideal para estos días que estamos en casa, trabajando, y se nos puede pasar la mañana tan rápido que no nos damos cuenta que llega la hora de almuerzo y no tenemos nada preparado. Con esta simple, pero deliciosa salsa, te aseguras un almuerzo rico, rápido y nutritivo.

Necesitaremos:

  • Aceite de oliva
  • Albahaca fresca
  • 2 dientes de ajo
  • Sal
  • Fruto seco (piñones, almendras, nuez)
  • Queso curado (parmesano o pecorino)

Esta delicia puede hacerse en un mortero o licuadora, tritura el fruto seco elegido con el ajo, en la licuadora agrega la albahaca con el aceite de oliva y ve mezclando poco a poco, agrega la pasta de ajo realizada y el queso parmesano. Asegúrate de no licuar mucho para que puedas sentir los tropezones de sabor.

Dominando estas tres salsas nunca será aburrido comer; puedes agregarlas a pastas, dips, carnes, mariscos o vegetales. ¿Cuál de estas es la que mejor prepara la nonna?

¿Cuál es tu reacción?
Confuso
0
Divertido
0
Me encanta
3
Me gusta
3
Sorpresa
0
Ver comentarios

Dejar una Respuesta

Tu correo electronico no sera publicado.


© 2020, La Guía De Caracas. Todos los derechos reservados.

SUBIR AL INICIO
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
X