Ahora leyendo
Inesperada llanura lorquiana en “Bodas de Sangre”

Inesperada llanura lorquiana en “Bodas de Sangre”

Bodas de Sangre

La belleza del lenguaje del gran Federico García Lorca, cumple con su misteriosa universalidad recreándose en un montaje venezolano con esencia local gracias a la música a partir del 1º de noviembre en el Celarg, en Caracas. “Bodas de Sangre, un musical inesperado”, nos trae la misteriosa universalidad lorquiana no solo por la potencia indiscutible de su letra, la más alta poesía para cualquiera. Si no porque, como lo comenta Martha Estrada, actriz de la obra, apoyada por los actores de la pieza, “algo sucede en escena con Lorca que te toma”.

A las imágenes de las coplas de Bodas de Sangre compuestas por el poeta y dramaturgo – y también músico-, se le ha adaptado la música venezolana, en un montaje que promete no solo realzar la hermosura de un texto a través de una lograda y emocionante puesta en escena, sino además regalarnos un lugar propio para abrazar la poesía del escritor andaluz. Con músicos en vivo y las actuaciones de Gonzalo Velutini, Martha Estrada, Valentina Garrido, Marisol Matheus, Sheila Monterola, Asdrúbal Blanco, Nelson Lehmann, entre muchos otros; esta versión de Bodas de sangre transcurre inesperadamente entre los sonidos de nuestro llano, hecho también llanura lorquiana. El director de la obra, Eduardo Viloria y Díaz, soñaba con un montaje semejante, retomando la herencia de la compañía de teatro Rajatabla, en la que se formó. Por otra parte, como llanero que es, nos recuerda que una de las primeras influencias del llano a la conquista, fue la influencia andaluza.
La intensidad de la unión trágica que se cuenta en la trama, resuena como eco interior con algo muy familiar para el público, que escuchará la nana con visos de canto de trabajo, o el zumba que zumba con voces de romance español, como lo explican el director musical, Alfredo Gutiérrez y el maestro de canto Johan Montenegro. Las agrupaciones Enbandolaos y la Orquesta de Instrumentos Latinoamericanos, Odila, suben a escena integrando artes con los actores, que también van a cantar y bailar durante la obra. Y por supuesto, se hace presente la universalidad del texto, que nos cuenta lo que puede ocurrir en cualquier parte: la pasión amorosa llevada a los límites de lo humano, bordeando el destino siniestro, y la luminosidad del deseo intenso. Destaca el valor simbólico que ofrece la obra y que resalta también la dirección de arte, la coreografía de María Gómez y la dirección actoral. Algo que además contribuye a que este montaje sea más entrañable aún, es que toda la taquilla será donada a la fundación Alesco para el trabajo con que se apoya a la Unidad Oftalmológica de Oncología Infantil del Hospital Dr. Luis Razzeti, donde se atienden a unos 400 niños que padecen de Retinoblastoma -cáncer oftalmológico-. “Si 10 personas pagan el coste de la entrada, con seguridad ese monto puede contribuir al tratamiento de uno de los ojos de estos niños que son tratados para poder ver”. Así lo expresan el director de la pieza y la voz representante de Alesco, Rodia Elena Sanchez.

Durante un mes tendremos la oportunidad de apreciar una propuesta inesperada que permitirá la acción inesperada de solidarizarnos. Pero al mismo tiempo apreciar el trabajo comprometido de un grupo de grandes actores y músicos que logran hacer vibrar la belleza de esta obra, en este montaje de Eduardo Viloria y Díaz que ha traído a Bodas de Sangre a los paisajes de nuestra llanura.

Entradas a la venta en solotickets.com

Funciones: viernes y sábado, 7:00 p.m.

Domingos: 6:00 p.m.

¿Cuál es tu reacción?
Confuso
0
Divertido
0
Me encanta
0
Me gusta
1
Sorpresa
0
Ver comentarios

Dejar una Respuesta

Tu correo electronico no sera publicado.


© 2007 - 2019 La Guia de Caracas. Todos los derechos reservados.

SUBIR AL INICIO Do NOT follow this link or you will be banned from the site!