Ahora leyendo
Rafael Bethencourt dirige Manos a la obra, taller de exploración plástica y creativa infantil en el CCBOD

Rafael Bethencourt dirige Manos a la obra, taller de exploración plástica y creativa infantil en el CCBOD

Rafael Bethencourt

Su inicio en el hermoso mundo de las artes se presenta a una edad adulta, se podría decir que fue un llamado tardío, aunque todo sucede en el momento perfecto, y es por esa razón que su trabajo está diseñado para el público infantil, ya que considera que es el momento ideal para iniciarse en el desarrollo de las múltiples disciplinas artísticas que pueden existir, mientras más pequeños son los niños que se inician en talleres de exploración creativa, mayores son las habilidades que podrán desarrollar posteriormente a lo largo de su crecimiento, habilidades que serán de gran utilidad dentro de cualquier profesión y dentro de su crecimiento como ciudadano. Entre los 5 y los 12 años de edad los niños son como esponjas, nos explica Bethencourt.

Durante su infancia más allá de dibujar y pintar no había explorado en el arte, pasaba más tiempo haciendo deporte o corriendo por allí jugando con otros niños. Ya de adulto estudió informática y luego diseño gráfico, y es allí cuando descubrió la magia del mundo del arte. Todo comenzó con un taller de dibujo del cuerpo humano en FUNDARTE, el cual era para un mes y terminó durando un año entero, allí se despertó esa llama interna que es la que van a descubrir los estudiantes en el taller Manos a la obra, se trata de comprender que el arte va más allá de una obra, un cuadro, una escultura, el arte es una forma de comunicarse que genera espacios únicos y grandiosos llenos de poesía.

Rafael Bethencourt
Rafael Bethencourt dirige Manos a la obra, taller de exploración plástica y creativa infantil en el CCBOD

Más adelante realizó estudios formales en el Instituto de Arte Federico Brandt, luego aprendió diseño en el instituto Pereira, y realizó muchos talleres en la Escuela de Artes Plásticas Armando Reverón. Posteriormente se formó con artista de forma particular. Y fue entonces cuando se dió cuenta que le encantaba dar clases y allí aquella llama se convirtió en un volcán, hace más de 30 años comenzó entonces a dar talleres de creatividad para niños en la GAN, y a partir de esa maravillosa experiencia se abrieron un montón de posibilidades nuevas, lo cual dió inicio también a que realizara investigaciones más profundas sobre su propio trabajo plástico.

De hecho los talleres se han convertido en espacios para la germinación de grandes ideas que posteriormente va desarrollando. Así dió clases y logró compartir con grandes artistas dentro de la GAN, el MBA, el MACCSI, el Museo Arturo Michelena y el Museo de La Estampa y el Diseño Carlos Cruz Diez, después de esos intercambios fue imposible separarlo del mundo del arte, y ahora nos explica con detalle de que trata el nuevo taller infantil Manos a la obra.

Nacimiento y objetivos del taller Manos a la obra (Dirigido por Rafael Bethencourt)

Es un taller de exploración creativa y lenguaje plástico producto del cúmulo de las experiencias vividas durante más de treinta años, es un taller más depurado, con nuevas técnicas procedas a lo largo del tiempo. El Centro Cultural BOD fue el espacio perfecto para ofrecerlo al público joven, retomando un proyecto de hace una década que había quedado en pausa, ahora viene repotenciado.

Con el taller buscamos facilitar un espacio de exploración para que los niños sepan expresar sus propios pensamientos e ideas. A través de distintos materiales y nuevos conceptos se activa la creatividad y la libertad expresiva en un espacio lúdico que activara sus sentimientos y su inventiva, procesos personales e individuales para cada niño participante.

Rafael Bethencourt
Rafael Bethencourt dirige Manos a la obra, taller de exploración plástica y creativa infantil en el CCBOD

Los padres y representantes de los niños pueden asumir el taller como un regalo que se le ofrece a los pequeños, ya que es la gran oportunidad de adquirir nuevas herramientas sumamente valiosas para la vida, para que puedan modificar o descubrir la manera en que ven el mundo que les rodea. En simultáneo durante su participación y compartir con otros niños se desarrolla la valoración del trabajo en equipo, la empatía y el respeto a los diferentes puntos de vista.

Los beneficios que el arte aporta a nuestros niños

El arte es muy importante para el desarrollo infantil, ya que nos permite enfocar desde distintos matices, nos ofrece un abanico de posibilidades y herramientas para la resolución de obstáculos de manera eficiente, ética y pacífica. Cada creación es un espacio único de comunicación, y el arte nos otorga seguridad y libertad de pensamientos tanto a niños como a adultos, nos ayuda a generar aportes positivos dentro de la sociedad a la pertenecemos todos de forma interconectada.

Anécdotas del compartir con los niños

Las anécdotas son miles a través de tantos años impartiendo cursos de arte, pero sin duda alguna lo que me causa más alegría y satisfacción es ver el cambio, la transformación de la mirada de los alumnos. Al principio muchos niños llegan y me dicen: “Ay Profesor es que yo no sé dibujar”, o les parece extraña la música que en ocasiones coloco para acompañar el trabajo en los talleres, yo suelo colocar Jazz o música Clásica, o contemporánea pero poco conocida que no suele sonar en la radio.

Los niños cuestionan todo y al principio se niegan a las nuevas experiencias o tienen prejuicios que poco a poco se van desvaneciendo. La felicidad plena me invade cuando les explico que pueden liberarse de las reglas y en juego se dejan llevar, les hago entender que se trata de un espacio de 2 horas en donde pueden salir de la rutina y hacer cosas muy diferentes a la que hacen en casa.

Finalmente los niños de liberan y ya sin estrés al cabo de un mes los que decían no saber dibujar tienen una carpeta full de dibujos increíbles, o me dicen: “Profesor por favor ponga la música que colocó la otra vez”, a partir de aquí preguntan más, y eso me da la certeza de que comienza a permear en ellos todo el trabajo que desarrollamos dentro del taller, esas mentes ampliadas comienzan a disfrutar de una mirada más detallada, ahora tienen herramientas para una mayor apreciación, y por eso disfrutan y comprenden mejor su entorno logrando expresarse con un lenguaje más técnico.

CCBOD
Rafael Bethencourt dirige Manos a la obra, taller de exploración plástica y creativa infantil en el CCBOD

El cambio también se extiende a los padres

Como al mes se me acercan los padres a contarme cosas como que ahora cuando pasean en familia el niño les invita a detenerse para ver la forma de las sombras que se proyectan en el piso o las paredes, o habla de lo que un determinado color le hace sentir, así los padres y representantes también aprecian más un paisaje, los adultos vienen a preguntar con curiosidad sobre lo que hacemos para generar esos cambios, y yo les explico que esas no son tareas asignadas, sino que son cambios que se generan de forma automática como parte del proceso creador que se activa con las clases.

Ver también
Cevamar rompe las barreras

Otra experiencia que me encanta es cuando alumnos del pasado que ya son padres tienen hijos artistas y me contactan por las diferentes redes sociales para agradecer las oportunidades que les brindaron los talleres donde ellos participaron cuando eran niños, y que ahora le brindan a sus propios niños, cuando me hablan de cómo su participación en los talleres les cambió la forma de ver el mundo y por ende la vida, allí me siento realizado. Me dan las gracias por vivir esa experiencia hace 20 o 25 años, eso no tiene precio.

Un sueño por cumplir de Rafael Bethencourt

Un proyecto que tengo ya en desarrollo es la ilustración de unos 12 cuentos bellísimos. El arte me ha dado una vida maravillosa que voy disfrutando en el presente, por eso más que sueños son proyectos que voy realizando a medida que surgen dentro de mí, puede ser pintar un mural, o realizar un viaje, trato de ejecutarlo de inmediato y eso me hace crecer cada vez más. Yo vivo feliz y por eso doy estos talleres para que todos, niños y adultos aprendan a desarrollar esta satisfacción que yo tengo, el arte es una forma de vivir de manera divertida y plena el día a día.

Rafael Bethencourt dirige Manos a la obra, taller de exploración plástica y creativa infantil en el CCBOD

La invitación a participar en el taller Manos a la obra

Invito a los padres y representantes a que traigan a sus niños y les den este maravilloso regalo de participar en un taller de exploración creativa y de lenguaje plástico. Ya el espacio está abierto de forma permanente en el Centro Cultural BOD, todos los días martes de 2:30 a 4:30 pm, pueden venir incluso a realizar una clase de exploración, pagan nada más esa clase y luego ven si al niño le gusta y si se quiere quedar un mes aprendiendo con nosotros, pueden incluso ir y venir, si tienen que viajar puede participar en algunas clases irse un mes y luego volver, no hay ningún problema, ni limitaciones.

Tenemos un espacio bellísimo en el BOD resguardado y seguro pero no encerrado, con unos mesones grandes y cómodos con todos los materiales que los niños entre 5 y 12 años necesitan para crear, respetando además todas las medidas de bioseguridad, las entradas están a la venta por internet y también en las taquillas del Centro Cultural BOD.

Los padres y representantes ya pueden formalizar la inscripción de sus niños y adquirir el cupo del primer mes del taller Manos a la Obra dirigido por Rafael Bethencourt en la taquilla del Centro Cultural BOD, en La Castellana, de jueves a sábado, de 10:00 a.m. a 5.00 p.m. y el domingo de 9:00 a.m. a 5:00 p.m.

Más información en los perfiles de redes sociales del Centro Cultural BOD: @cculturalbod y a través de centrocultural@bod.com.ve

¿Cuál es tu reacción?
Confuso
0
Divertido
0
Me encanta
0
Me gusta
0
Sorpresa
0
Ver comentarios

Dejar una Respuesta

Tu correo electronico no sera publicado.

SUBIR AL INICIO
La Guía de Caracas
X