Ahora leyendo
Arthur Kahn: más que un arquitecto

Arthur Kahn: más que un arquitecto

Arthur Kahn nació en Estambul, Turquía en 1910. Su temprana infancia la vivió junto a su hermano mayor, y sus padres, en la parte oriental de Estambul a orillas del estrecho del Bósforo. En 1915, poco después de comenzar la Primera Guerra Mundial, la familia Kahn decide trasladarse a Viena, territorio aliado de su país. Arthur Kahn tenía para entonces 5 años.

En la capital austriaca recibió sus primeras clases de dibujo y piano, descubriendo su facilidad para expresarse gráficamente y su pasión por la música. A la edad de 15 años ya dominaba el trombón, la guitarra, el piano y el bajo. En 1927, con 17 años, viajó a Suiza para concluir la secundaria. Hablaba griego, alemán e inglés y a partir de esta etapa se acostumbró a su nuevo idioma: el francés.

En 1932 trabajó como trombonista en la orquesta de la famosa cantante y bailarina americana Josephine Baker durante su gira por Austria. Años después sería Baker, animada militante de la resistencia francesa, la persona que le ayudaría a salvar a sus padres y a su hermano durante la invasión alemana a Francia. Ese gesto le permitiría a Kahn reunirse con familia en Marsella y de allí embarcar hacia Venezuela a mediados de 1942.

En 1934, a los 24 años se trasladó a Francia para iniciar sus estudios de arquitectura en la Escuela de Bellas Artes de París, e ingresa en el prestigioso taller del profesor George Gromort. El cuál fue un eminente profesor en la Escuela de Bellas Artes en París, conocido por sus obras teóricas enmarcadas en la tradición académica francesa.

Durante su época de estudiante comenzó a trabajar en arquitectura con su mentor Albert Fossard, sus años en París coincidieron con la recesión previa a la guerra, por lo que se vio obligado a trabajar como mago y bailarín profesional de tap en cafés, cabarets y teatros de vaudeville parisinos para conseguir un dinero extra que le permitiera cubrir sus gastos.

Se graduó de arquitecto en 1940, justo al inicio de la guerra, alistándose al poco tiempo como voluntario en el ejército de Francia durante la Segunda Guerra Mundial. Finalmente, en 1942, salió del puerto de Marsella con destino a Puerto Cabello. Kahn llegó a Venezuela en julio de 1942. Una vez establecido en Caracas, se pone a trabajar por un breve lapso como músico en la famosa orquesta de Luis Alfonzo Larraín. Ese mismo año será contratado como dibujante de arquitectura en el Ministerio de Obras Públicas, donde conoce a Villanueva, quien le propone trabajar con él en el proyecto de la Ciudad Universitaria. Para aquel momento Villanueva se encontraba trabajando con las primeras realizaciones del conjunto, en específico, el complejo médico, y Kahn colaborará brevemente en el diseño del Hospital Universitario y más ampliamente en el del Instituto Anatomo-Patológico. Paralelamente, en 1945 crea la firma Arquidec CA, con la que va a realizar el proyecto del Hotel Nacional (1947) de la avenida Bolívar, su primera obra de importancia en Venezuela, lamentablemente demolido. Señalaba Kahn en entrevista realizada en 2010: «Trabajaba de día con Villanueva en el proyecto de la Ciudad Universitaria y de noche, en casa, en el proyecto del Hotel Nacional».

Empezaría para el arquitecto una época de grandes demandas profesionales y de una profusión de trabajo en Caracas, que se extenderá por lapso de más de 30 años. Al mismo tiempo, Kahn empieza a hacerse notar en el medio de la construcción local y con el primer trabajo que le contrata Luis Roche, para el diseño del edificio Altamira, en el eje focal de la nueva plaza de la urbanización que estaba desarrollándose hacia el este de la ciudad (Urb. Altamira), cobra notoriedad y nuevos encargos le empiezan a llegar. Al parecer, diseña también para Roche los edificios Nº 5 y Nº 11, también en Altamira. En esta época, recibe el encargo del proyecto para el Edificio BECO-Blohm en la esquina Puente Yanez, para el empresario alemán Jorge Blohm, en 1948 y el desarrollo de la primera etapa del Altamira Tenis Club entre 1947 y 1949. Realiza en Maracaibo el proyecto para la construcción del edificio comercial Galerías Tropical en 1948, para un grupo empresaria zuliano, propiedad de los hermanos Belloso.

También lleva a cabo el proyecto de la fábrica de chocolates Savoy Candy en el Valle, alrededor de 1950, para los hermanos Beer, hermanos de su primera esposa, la Sra. Edith Beer. Una impresionante cantidad de trabajo recibiría Kahn durante la década de 1950, llegando a la realización de obras tan diversas como la Quinta “Semmering”, en la urbanización Colina de Los Caobos (1950-52), o el objeto de estudios de este trabajo; la intervención del Edifico Zingg para albergar el cosmopolita Pasaje Zingg (1951-53). Al año siguiente de la inauguración de Pasaje, en 1954, el entonces joven profesor Dr. Humberto Fernández Morán (1924-1999), destacado investigador y científico venezolano, creador entre otras cosas del bisturí de diamante, le propuso a Kahn realizar el proyecto del diseño de la sede de un Instituto de Ciencias e investigación que se proponía crear en Venezuela. Es así como Kahn diseña la Unidad Piloto Experimental del IVNIC (1954-55), primer cuerpo de edificios del actual IVIC en Altos de Pipe, estado Miranda.

Ver también
Otilio Galíndez, el gran cultor de la música venezolana

Durante la década de 1950, Kahn va a desarrollar otras edificaciones como el Edificio Miami (1955) en la esquina de Madriz, la Quinta Múcura (1958) para la familia Beracasa, en la Avenida Principal de Los Chorros, demolida en los años 90 y un edificio residencial en San Bernardino (presumiblemente “Villa Saboya”). Finalmente, a principios de la década de 1970, lleva cabo las que serán sus últimas obras, el Edificio para la Fábrica de artefactos electrónicos para National (actual Panasonic) en la zona Industrial de La Trinidad en 1970 y la torre de oficinas Edificio ACO, en la urbanización Las Mercedes, entre 1970 y 1971.

Arthur Kahn

Este pequeño pero significativo grupo de edificios singulares resumen la polifacética vida y obra de Arthur Kahn que desde la década de los 40 desarrolló su prolífica obra en Venezuela, que aún debe ser analizada con el objetivo de conformar un verdadero estudio histórico y arquitectónico de su obra.

Arthur Kahn falleció en Caracas, el 12 de Noviembre de 2011. Acababa de cumplir 101 años.


Información tomada de: http://tribuarquitectonica.com/

¿Cuál es tu reacción?
Confuso
0
Divertido
0
Me encanta
0
Me gusta
0
Sorpresa
0
Ver comentarios

Dejar una Respuesta

Tu correo electronico no sera publicado.

SUBIR AL INICIO
La Guía de Caracas
X