Ahora leyendo
Curiosidades navideñas: Rituales de Nochevieja

Curiosidades navideñas: Rituales de Nochevieja

En navidad la rareza se vuelve un poco extraordinaria, desde decoraciones monstruosas hasta rituales bastante extraños.  Es muy posible que de seguro conozcan a alguien que hace cientos de rituales antes de que acabe el año. Empezando por los del día 21 para recibir al espíritu de la navidad.

Pero aun así, existen muchísimos rituales extraños para recibir el año nuevo con buen pie. Están aquellos que montan en una silla, se atragantan comiendo lentejas y otros que corren a las tiendas por ropa íntima color amarillo o roja.  Mi sugerencia para aquellos que comen lentejas en noche vieja es que por si acaso, carguen encima una pastilla para la digestión, porque eso de comer lentejas, una hallaca bien sabrosa y  luego tomar ponche, creo yo, que ni todos los rituales juntos lo aguantan.

Sin embargo estos rituales navideños llevan tanto tiempo entre los caraqueños que en la mayoría de las tiendas de ropa crean toda una sección de color amarillo para que el público elija libremente la prenda que le traerá prosperidad o amor en el nuevo año. Seamos sinceros, todos en algún momento así sea por error hemos hecho algunos de los siguientes rituales:

Comer 12 uvas

Si bien no es una tarea muy sencilla la de comerse 12 uvas al compás de cada campanada, el pedir un deseo tan rápido tampoco lo es, mucho menos si alguno termina atragantado por volver el ritual una competencia de comida. Esta tradición lleva desde 1909 vigente, empezó en España por una gran cosecha y luego  países de América latina también la tomaron como símbolo de hermandad, unión y espiritualidad. Desde entonces en muchos países al sonar cada campanada, ya sea por la radio o la televisión se comen 12 uvas y en cada una se pide un deseo.

Voltear un santo

A pesar de que la iglesia católica dice que son supersticiones, muchos son creyentes de San Antonio lo voltean cada año con la intención de conseguir pareja. Tanto hombres como mujeres realizan este ritual poniendo de cabeza al santo y no es sino hasta que encuentran pareja que lo enderezan. ¡Imagínense al santo cinco años volteados! Pobrecito.

Pero más allá de eso,  San Antonio fue un monje al que ahora se le conoce como el santo de los enamorados, pero hay quienes dicen que realmente es el patrono de las mujeres estériles, pobres y viajeros ¿Cuál creen que sea verdad?

Aventar granos o comer lentejas

Independientemente del ritual que hagamos ambos conllevan muchos granos. Por un lado debemos tener algún medicamento para la buena digestión y por otro cerrar bien los ojos a menos que queramos pasar la noche vieja en un hospital porque nos caímos pisando un grano.

El aventar granos simboliza una lluvia de abundancia, en la antigua roma se hacía pocos minutos antes de que terminase el año como una costumbre de buena suerte. Sin embargo el comer lentejas debe ser el primer plato que se debe probar la noche del 31 con la intención de recibir prosperidad en el nuevo año. En otros países acostumbran hacerlo el primero de enero.

 Sacar las maletas

Ver también
Ávila Fashion Week, lo nuevo del Hotel Humboldt

¡Ojo! La maleta debe ir llena, nada de sacar las maletas vacías y tampoco se puede arreglar la misma noche del 31, debe estar arreglada con anticipación. Además de que debe tener el pasaporte y los boletos de viaje.  Se debe pasear por toda la casa y salir por la puerta principal, recorrer al menos el pasillo y volverá entra con una gran sonrisa. Este ritual se hace por si queremos viajar y tener fortuna  en el próximo año.

Montarse en una silla

O lo que yo diría como “encaramarse en una silla”. Si tu propósito de año nuevo es casarte o formalizar una relación debes sentarte y pararte en una silla más de cinco veces con el sonar de las campanadas. Para mi es algo bastante raro, un poco ilógico, pero muy chistoso de ver. ¡Claro! Si quieres asegurarte de realmente encontrar el amor también puedes usar ropa íntima roja, que según dicen atare el amor y no olvides voltear el santo, colocar velas rojas e inciensos de canela.

Atención: Hacer todos los rituales al mismo tiempo puede terminar en desastre. Pero grábenlo, todos queremos reinos.

Más allá de estos cinco rituales hay muchos más, como barrer la casa hacia fuera para echar a la calle las malas energías, besarse bajo un muérdago para que la relación perdure, colocar dulces en la entrada si queremos nuevas amistades, esconder la escoba por los malos espíritus, vestirse de blanco, abrazar un árbol cuando den las doce y recibir el año con las llaves o monedas en la mano derecha.

Cuéntanos en nuestras redes si realmente crees en estos rituales o conoces algún otro.

¿Cuál es tu reacción?
Confuso
0
Divertido
0
Me encanta
0
Me gusta
0
Sorpresa
0
Ver comentarios

Dejar una Respuesta

Tu correo electronico no sera publicado.

SUBIR AL INICIO
La Guía de Caracas
X