Ahora leyendo
Víctor Valera Mora: La palabra agresiva y erótica

Víctor Valera Mora: La palabra agresiva y erótica

Víctor Valera Mora

Víctor Valera Mora se ganó un lugar destacado en la historia literaria de Venezuela de los años setenta. En su obra poética es observable la necesidad de transgredir la realidad política de ese entonces, pero sin que el verso llegue a ser panfletario.

Su voz poética está cargada de la visceralidad de un hombre apasionado y movido por sus convicciones. En sus versos, las imágenes rotan de una a otra como haciendo un llamado al despertar de la conciencia.

Su obra es versolibrista, es decir, no lleva un esquema fónico o un ritmo en especial. Toca temas de corte político y social haciendo uso de la palabra agresiva y erótica forjada en el neovanguardismo -por la experimentación en el lenguaje-.

Nuestro oficio


Por este empecinamiento del corazón
en hacerse horizonte por completo:
nosotros, que hemos participado
en los grandes acontecimientos históricos,
que hemos ayudado en lo construido
aún con un poco de tristeza,
digamos, casi mucha.
Guardamos
toda nuestra radiante alegría
para lo que construiremos
cuando el pueblo llegue.
Podemos caer abatidos
por las balas más crueles
y siempre tenemos sucesor:
el niño que estremece las hambres consteladas
agitando feroz su primer verso.
O el otro, el de la disyuntiva,
que no sabe si hacerse flechero de nubes
o escudero del viento.
Jamás la canción tuvo punto final.
Siempre deja una brecha, una rendija,
algo así, como un hilito que sale,
donde el poema venidero pueda
ir halando, ir halando, ir halando,
halando hasta el mañana.
Nosotros los poetas del pueblo,
cantamos por mil años y más…

Fuente: País del Viento. Víctor Valera Mora

En los poemas de Víctor Valera Mora cohabitan sus ideales políticos y su necesidad de lo artístico, donde a veces, para apreciación de algunos, su mundo sensible de lo poético parece apartarse a un lado para dar paso a un discurso ideológico.

Oficio puro

Cómo camina una mujer que recién ha hecho el amor

En qué piensa una mujer que recién ha hecho el amor

Cómo ve el rostro de los demás y los demás cómo ven el rostro de ella

De qué color es la piel de una mujer que recién ha hecho el amor

De qué modo se sienta una mujer que recién ha hecho el amor

Saludará a sus amistades

Pensará que en otros países está nevando

Encenderá y consumirá un cigarrillo

Desnuda en el baño dará vuelta

a la llave del agua fría o del agua caliente

Dará vuelta a las dos a la vez

Cómo se arrodilla una mujer que recién ha hecho el amor

Soñará que la felicidad es un viaje por barco

Regresará a la niñez o más allá de la niñez

Ver también
Gego, una pionera en el arte moderno en Venezuela

Cruzará ríos montañas y llanuras noches domésticas

Dormirá con el sol sobre los ojos

Amanecerá triste alegre vertiginosa

Bello cuerpo de mujer

que no fue dócil ni amable ni sabio.

Víctor Valera Mora

Fuente: Amanecí de bala. Víctor Valera Mora.

El poeta trujillano juega con la sintaxis con irreverencia para dar paso a una obra de quien ama el amor y lo femenino, desde un punto de vista erótico e inocente, como quien ve con un velo al sexo opuesto.

Nació en ciudad Valera del estado Trujillo el 27 de septiembre de 1935 y murió en Caracas, la ciudad en la que se hizo poeta, el 29 de abril de 1984.

Miyó Vestrini, tiempo después de su deceso, le escribe ‘Té de manzanilla’.

¿Cuál es tu reacción?
Confuso
0
Divertido
0
Me encanta
1
Me gusta
0
Sorpresa
0
Ver comentarios

Dejar una Respuesta

Tu correo electronico no sera publicado.

SUBIR AL INICIO
La Guía de Caracas
X