Ahora leyendo
Incendios famosos: Torre Cémica

Incendios famosos: Torre Cémica

Avatar
cémica

El 3 de marzo de 1986, amanecía en Caracas como cualquier otro día. Los niños al colegio, todas las personas yendo hacia sus trabajos y haciendo las diligencias respectivas que tocaban para ese día. Quienes ese día ingresaron a la Torre Cémica, jamás imaginaron el episodio de terror y llamas en el que se verían envueltos; incluido el embajador de Chile, Carlos de Costa-Nora Sepúlveda.

Todo empezó cuando un corto circuito en la planta baja del edificio de 14 pisos, desató el devastador incendio. Rápidamente las llamas empezarían a propagarse a través de toda la edificación a través de los ductos de aire acondicionado. No fue mucho el tiempo que tardó el fuego en apoderarse de todo el edificio. Fueron muchos los factores que ayudaron a que la torre fuese abrazada por el incendio tan rápidamente, no tenía sistemas contra incendios, habían tableros eléctricos de madera, entre otros.

En el último piso de la torre se encontraba la embajada de Chile. Los venezolanos pudieron constatar, a través de las cámaras de televisión, al embajador pidiendo auxilio por una de las ventanas de la oficina. Las personas empezaban a perder la calma, y así lo reflejaban las dramáticas imágenes. Algunas personas no vieron otra alternativa y saltaron al vacío buscando poner sus vidas lejos de las llamas. Otros lograron llegar a la azotea del edificio donde pedían, impacientemente, ayuda. Las autoridades desde el primer momento se pusieron en movimiento, uniéndose, así, los bomberos del distrito Sucre, hoy municipio, y los bomberos del Distrito Federal, hoy Metropolitanos de Caracas.

El movimiento no era únicamente en las adyacencias de la torre Cémica, donde los bomberos peleaban con las llamas para poder salvar la mayor cantidad de vidas. En la Base Aérea Francisco de Miranda, mejor conocida como La Carlota, también se estaban activando los pilotos de la policía con una misión muy clara: poner a salvo a las personas que estaban en la azotea del edificio pidiendo desesperado socorro.

Un helicóptero de la policía científica, que hacía un patrullaje de rutina, fue puesto en auto de la situación y decidió actuar. El piloto se colocó encima del edificio y descendió. La mala fortuna aparecería para hacer más complicado el panorama, el rotor del helicóptero impactaba con una de las antenas y se tuvo que cancelar el intento de rescate. En La Carlota ya se preparaban los escuadrones de rescate de la Policía Metropolitana. Justo cuando se preparaban para el despegue, llegaba la aeronave golpeada de la policía científica.

Ver también
peluquería en casa

La desesperación se apoderaba cada vez más de quienes estaban presos y rodeados por las llamas en el edificio. De repente se escucha un sonido a lo lejos, son dos helicópteros de la Policía Metropolitana. Dos agentes de la policía saltaron a la azotea de la torre para coordinar la evacuación. Hicieron varios viajes hacia La Carlota buscando poner la mayor cantidad de personas a salvo. Al final, pusieron a más de 20 personas a salvo, les salvaron la vida. Lamentablemente, otras vidas no pudieron ser rescatadas, 15 personas. Siete de las víctimas murieron por quemaduras y asfixia cuando se hallaban en el último piso, sede de la embajada; otras seis personas resultaron carbonizadas dos pisos más abajo, y dos funcionarios chilenos murieron al saltar al vacío para escapar de las llamas.

Este evento fue uno de los más traumáticos de la época, precisamente por el dolor tan grande que dejó a todos los venezolanos el no poder salvar la vida de esas 15 personas. Lo que reconforta, si eso existe, es la experiencia que eso nos dejó como sociedad. El 5 de Octubre de 1983 se empezó a gestar en la antigua Oficina de Investigación y Protección Civil de la Alcaldía del Municipio Sucre (OIPC), la idea de establecer un método para rescate de edificios de gran altura.

¿Cuál es tu reacción?
Confuso
0
Divertido
0
Me encanta
0
Me gusta
3
Sorpresa
2
Ver comentarios

Dejar una Respuesta

Tu correo electronico no sera publicado.


© 2020, La Guía De Caracas. Todos los derechos reservados.

SUBIR AL INICIO
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
X