Ahora leyendo
El arte presente en nuestro hogar, una muestra de nosotros mismos

El arte presente en nuestro hogar, una muestra de nosotros mismos

Angelica Piñango
El Arte Presente en nuestro hogar

Para los que tienen la dicha de ser artistas, en ocasiones el hogar se transforma para convertirse en taller, o en una extensión de él. Es natural que se exhiban varias de las obras culminadas embelleciendo el ambiente, es una muestra curricular en físico que reúne las piezas representantes de las diferentes etapas de un proceso creativo e investigativo. ¿Pero qué pasa con el resto de nosotros? Para los que no hemos sido dotados con el don de la creación, el arte que se encuentra presente en nuestro hogar pasa a ser una muestra de nosotros mismos en realidad, ya que cada una de estas piezas va a representar un punto importante en la línea del tiempo de nuestra trayectoria.

El Arte Presente en Nuestro Hogar, una muestra de nosotros mismos
El Arte Presente en Nuestro Hogar, una muestra de nosotros mismos

Cada obra es un portal que conduce a nuestro pasado y a nuestro presente, ¿y por qué no? hacia lo que deseamos experimentar en nuestro futuro, como cuando seleccionamos fotografías de ese lugar lejano que soñamos con visitar, son proyecciones de anhelos congelados en un mundo paralelo que coexiste en expansión dentro del tintero con el cual escribimos nuestra historia. Cada quien tiene sus preferencias entre tendencias, técnicas o paletas de colores, texturas, e incluso existen colecciones marcadas por el trabajo de uno o dos artistas solamente, los dueños de la casa son seguidores de su desarrollo expresivo y se convierten en fans, por así decirlo. Los venezolanos en el exilio añoran nuestro paisaje, la mayoría colecciona obras que retratan al majestuoso Ávila, las icónicas guacamayas, bodegones con nuestras frutas y alimentos típicos, representaciones de nuestras obras de arte y arquitectura más queridas y famosas, escenas de personajes, celebridades e incluso instrumentos musicales. Son una conexión con las raíces y la añoranza de estar en contacto con ellas. Puedes sacar a una persona de su nación, pero la nación vivirá por siempre dentro de cada persona.

El Arte Presente en Nuestro Hogar, una muestra de nosotros mismos

Ahora bien, esté donde esté nuestro hogar, en ocasiones no todas las piezas que tenemos dentro de él fueron seleccionadas por nosotros, a veces entra a la colección en forma de contrabando una pieza muy singular “un regalo”, una obra que alguien escogió para nosotros, ya sea un objeto realizado en masa destinado a la decoración o una obra de arte única, ésta es una magnífica oportunidad para examinar cómo nos reflejamos  ante los demás. Al recibir este detalle en ocasiones quedamos muy satisfechos y la obra es bienvenida a nuestra exposición permanente, ¿pero qué debemos hacer cuando no resulta así?, luego del teatro protocolar, cuando quedamos a solas con la pieza y nos preguntamos: ¿pero qué tiene que ver esto conmigo?¿Qué fue lo que fulano identificó de mi cuando lo escogió? Lo ideal es aclarar aquello apenas lo recibimos, o lo más pronto posible, y si luego de la explicación la respuesta no convence, ¿qué hacer? ¿Lo guardo para colocarlo cada vez que fulano me visite?

El Arte Presente

Aquí no se puede proceder de la misma forma que cuando mostramos una obra heredada: “esta pieza era de mi querida tía, su estilo está presente allí”. Tal vez la mejor solución sería crear, en total secreto, “el rincón de los regalos que no encajan”, así en ocasiones estarían visibles, en otros no, la excusa para su ausencia: redecoración o limpieza delicada. En realidad no tendría sentido convivir con una obra con la que no sentimos empatía, ello distorsionaría el discurso que venimos dando con el resto de las obras dentro de nuestro hogar.

Actualmente en medio de la pandemia, los que somos afortunados de poder guardar cuarentena nos encontramos desarrollando o renovando un vínculo afectivo más fuerte con nuestros hogares, ahora que pasamos mucho más tiempo dentro de él es necesario hacer de este ambiente lo más confortable posible. Embellecer nuestro hábitat trae muchos beneficios, es una actividad que desarrolla crecimiento personal y al grupo familiar en cada etapa, desde el inicio con la planificación según sean los materiales disponibles, pasando por el proceso en sí de la realización de los cambios, hasta llegar el final cuando se disfrutan las nuevas energías renovadas producidas por las modificaciones y la alegría del logro del objetivo.

arte en nuestro hogar
El Arte Presente en Nuestro Hogar, una muestra de nosotros mismos

Existen galerías con servicios de delivery que ofrecen la oportunidad de que tu colección siga creciendo con toda la seguridad que la cuarentena amerita cumplir, entre varias opciones se encuentran: @mochueloart, @flamboyant.gallery, @artesanalia. Si bien es cierto que la prioridad en estos momentos son los alimentos y las medicinas y cubrir los gastos básicos, para quienes puedan hacerlo, invertir en arte siempre es una atinada decisión, no solo por las razones anteriormente mencionadas, sino que también se estaría apoyando a todos los profesionales involucrados en la cadena creativa del arte, y, por supuesto, a nuestro gran talento artístico nacional.

Ver también
Cultura occidental

El Arte Presente en Nuestro Hogar, una muestra de nosotros mismos

Todos tenemos nuestras preferencias cuando de arte se trata, un cuadro que nos cautivó, una pieza de cerámica que apenas tocamos nos imaginamos ya colocada en un rincón de la casa, cada uno de nosotros tiene incluso obras heredadas que aunque no las elegimos realmente nos encantan, las amamos porque son parte de nuestra historia, un reflejo de nuestros orígenes y del gusto de la familia que nos ha formado. El arte presente dentro del hogar es una muestra de nosotros mismos, porque se trata de un recorrido que exhibe un reflejo de cómo somos, sin darnos cuenta montamos una exposición casera que crece de forma inconsciente.

El Arte Presente en Nuestro Hogar, una muestra de nosotros mismos

El arte alimenta nuestra alma, equilibra nuestras energías, lo cual nos trae paz y buena salud mental, eso es vital para el adecuado desarrollo humano. Cada pieza de nuestra exposición hogareña debe hacernos reír y suspirar cada vez que la vemos, la coherencia de nuestra personalidad y nuestro comportamiento puede verse influido por los hilos que tejemos en nuestro hogar, los hilos de una lectura que se conecta entre cuadros, jarrones, esculturas y dibujos. Una exhibición permanente que evoluciona de forma sutil y constante.

Anímate a enviarnos una foto de las obras y piezas favoritas que conforman tu colección, y cuéntanos por qué te identificaste con ella, o de dónde viene: compra, regalo, herencia, comparte el arte que te refleja.

¿Cuál es tu reacción?
Confuso
0
Divertido
0
Me encanta
0
Me gusta
1
Sorpresa
0
Ver comentarios

Dejar una Respuesta

Tu correo electronico no sera publicado.

SUBIR AL INICIO
¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!
X