Ahora leyendo
El Color Jardín de Gloria Blancato dentro de Chirú Restaurant

El Color Jardín de Gloria Blancato dentro de Chirú Restaurant

Gloria Blancato

La fuerza del color y la pincelada enérgica de la artista Gloria Blancato Meli se apoderan de las paredes del Restaurant Chirú, ubicado en Los Palos Grandes, para otorgarles a los visitantes la oportunidad de obtener un doble deleite. De forma atinada fueron fusionadas las artes plásticas con las culinarias dentro de un espacio poco convencional, donde la obra cobra otras dimensiones.

La muestra retrata el paisaje que nos rodea y nos refleja en simultáneo, un recorrido en donde el sabor y el color se toman de la mano para llevarnos a explorar el lenguaje interno del desplazamiento espacial hacia un lugar ausente de marcos contenedores y donde protagoniza una paleta cromática llena de intensidad y ritmo contrastante.

Gloria Blancato

Compartiendo con Gloria Blancato

“La Exposición Color Jardín llega al Restaurante Chirú de la mano del Proyecto Com Arte, el cual tiene como objetivo ofrecer al visitante una doble experiencia estética al fusionar el arte con la gastronomía. Los espacios alternativos otorgan una nueva visión que sale de lo tradicional. Los servicios ofrecidos son: Tasación de obras, Embalado y Traslado de Obras, Registro y Conservación de Esculturas y Pinturas en diversos formatos y materiales, todo dentro del trabajo final que es la musealización del espacio donde se llevará a cabo la muestra.

Mi trabajo no siempre estuvo centrado en el color, ahora el color es lo que me moviliza y me da el impulso para comenzar una obra, representa la motivación de mi investigación. En principio, cuando inicié mi período de formación estaba más interesada en la forma y los materiales, pero poco a poco me fui inclinando hacia el estudio sobre los fenómenos cromáticos. En 1999 fui becada para viajar a Valencia – España y fue durante esta experiencia que comencé a desarrollar esa necesidad de expresarme a través del color. Mi manera de abordar la obra se vio enmarcada dentro de esa relación cercana con la ciudad y el sentir de los grandes espacios a través del cuerpo, tras la experiencia del desplazamiento por la urbe. Vivir una ciudad diferente a la acostumbrada y la relación de continuo movimiento del cuerpo en el plano. Mi Profesora de formación plástica Antonieta Sosa me explicaba cómo expresar esta vivencia y yo la canalicé hacia lo cromático.

Gloria Blancato

A mi regreso a Venezuela trabajo sobre esas memorias para desarrollar este trabajo que estoy presentando como un enlace entre mis primeras obras presentadas en La Alianza Francesa, dentro de una exposición llamada Desde mi Jardín con lo actual. Mi referente artístico más importante es el Maestro Armando Reverón, recuerdo que desde pequeña visitaba constantemente el Castillete en Macuto, durante mis estudios de bachillerato en La Guaira mi grupo fue llevado de visita en varias ocasiones. Ya para esa época sentía el llamado de las artes y recibía durante los años´80 en las tardes dentro de La Casa de la Juventud clases de dibujo y talleres de pintura, había estudios de música, entre otros. Decidir tu vocación ya viene dada por una determinación de convicción que resulta de resolver temas internos e individuales. Hablar de Armando Reverón era como hablar de un vecino.

Más delante de la mano de mi Madrina que trabajaba en Caracas llego a la Cristóbal Rojas, recuerdo que almorzaba en el autobús y llegaba con mi uniforme a mis primeras clases de formación profesional. Alternaba las clases de la tarde en los Talleres de Artes Libres con mis clases de bachillerato en la mañana. Entre mis profesores estuvieron: Andrés Guzmán, Celso Pérez, Zacarías García y Roberto González, entre muchos más. Allí compartí con periodistas, abogados, o fotógrafos, era curiosa la escena en la clase del Profesor Guzmán donde se hacían estudios de la figura humana con modelos en persona y yo la más pequeña (14 años), como la mascota del grupo con mi uniforme del liceo Madre Emilia dibujando entre ellos.

El Color Jardín

También tuve la oportunidad de estar en un grupo cerca de la casa, los sábados un artista plástico nos daba clases de pintura llegamos a mis primeras participaciones en exposiciones como en los hoteles Sheraton y Macuto. Al graduarme de Bachiller inicié los estudios en Mercadeo y Publicidad y ya al final de los ´80 comienzo a trabajar, viajo a Italia para visitar a la familia y al regresar veo la convocatoria en el periódico para las inscripciones en la Escuela de Artes Plásticas Armando Reverón. Aplico y logro ingresar mientras trabajaba paralelamente para el estado en un proyecto de registro de bienes muebles patrimoniales del Palacio Federal Legislativo.

Grandes maestros me guiaron en mi formación durante esta época como: Luis Lizardo, Antonio Russo, Antonieta Sosa, Manuel Espinosa que fue un profesor muy dedicado, nos llevó a Clarines a estudiar el paisaje y sus diferentes colores. Aquí aprendí que no se pueden interrumpir los procesos de búsqueda del artista. Luego vinieron las experiencias del estudio del movimiento corporal. La producción de obras en papel era intensa.

El Color Jardín

La tragedia del deslave de Vargas sucedió cuando yo estaba afuera, y mi madre me hablaba por teléfono y me decía “no regreses hija aquí será muy difícil que puedas salir adelante después de esto”. Fui afortunada de no vivirlo en persona pero lo sufrí a distancia, mi familia se salvó porque vive en Catia la Mar y desde el exterior comienzo a entender la magnitud de lo que estaba ocurriendo por medio de un periódico español. Así mis tres meses de intercambio se transformaron en un año de formación. En las ciudades europeas hay orden y estructura y no existe el azar de andar a la orden del día, aun así yo deseaba volver.

Regreso a nuestro hermoso país y comienzo el estudio del color al principio diluido y luego comienzo a realizar exposiciones colectivas en el año 2000, fui invitada a varias, había mucho movimiento en ésa época. Lamentablemente hoy día ese ritmo ha bajado mucho. Impregnada de todo esto llego al presente donde afronto el reto de las exposiciones individuales como la del Museo Alejandro Otero Mirar a Través del color y así llego al tratamiento de lo orgánico, y la relación ciudad-memoria.

El Color Jardín

En el 2011 recibí el premio Orden Armando Reverón enmarcado en el aniversario de su fallecimiento, y eso fue algo muy significativo para mí, fue como recibir la aprobación de mi referente artístico. Como una señal de que voy por buen camino en mi investigación plástica.

Ahora trabajo formatos más grandes con la presencia de “chorreados” que son la representación del azar incorporado a un plano, el azar se expresa y demarca el camino, representa el movimiento de la persona en la ciudad, es un “yo interno desplazándose en la tela” caminando por grandes espacios. Como Pollock,  pero en mi caso no trabajo en el piso sino de forma vertical, más cercana, con el formato adosado al muro como a manera de espejo. En el restaurant los comensales discutían si eran flores o nubes, pero a mí me gusta que el observador interprete su propio paisaje.” Contacto: @gloriablancato_artista

La exposición más reciente de la artista Gloria Blancato Meli bautizada El Color del Jardín pinta los muros del Restaurant Chirú, ubicado entre 2da Av y 5ta Transversal, dentro del Centro Comercial Las Cúpulas, Local 8, Los Palos Grandes-Caracas. Para mayor información: https://twitter.com/chirurest?lang=es

¿Cuál es tu reacción?
Confuso
0
Divertido
0
Me encanta
3
Me gusta
0
Sorpresa
0
Ver comentarios

Dejar una Respuesta

Tu correo electronico no sera publicado.


© 2007 - 2019 La Guia de Caracas. Todos los derechos reservados.

SUBIR AL INICIO
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
X