Historias del Pasaje Zingg y sus icónicas escaleras mecánicas

Historias del Pasaje Zingg y sus icónicas escaleras mecánicas

Alrededor del Pasaje Zingg se tejen varios episodios de valor histórico, uno de ellos gira en torno a la Primera Guerra Mundial, y las consecuencias que trajo para las compañías alemanas, que fueron puestas en una “lista negra” por los británicos e igualmente por Estados Unidos, o que impedía a muchas de estas empresas comercializar libremente, y que llevó al cierre de muchas de ellas. Esto llevó a la familia Zingg a cambiar el nombre de la empresa por Imex S.A. Christern, Zingg y Co fue una de las pocas que logró sobrevivir, gracias al negocio de exportación de café principalmente, pero también de otros productos importantes como telas, motores, máquinas de escribir, fonógrafos y artefactos eléctricos.

En 1925  Zingg funda, junto a otros empresarios, la Cervecería Zulia, la cual tuvo gran éxito y nada de competencia hasta la llegada de la Cervecería Regional. A partir de 1930 la compañía pasó a llamarse Gustavo Zingg y Co, y amplió sus operaciones hasta Caracas y Puerto Cabello. Posteriormente, mudaron sus oficinas desde Maracaibo, hacia Caracas, ubicándolas en el edificio más moderno que había en ese momento, el Pasaje Zingg.

El edificio fue un encargo de Gustavo Zingg y Cía, ante su necesidad de fundar una sede física a la altura de su capital acumulado en Caracas. El edificio fue diseñado por Oskar Herz en 1940 como una estructura sólida en acero, resistente a los terremotos, y el pasaje por el arquitecto Arthur Kahn en 1953, con el fin de convertir el edificio en un lugar de paseo para transeúntes. Kahn ya había trabajado antes junto a Villanueva en la Ciudad Universitaria, creó para este pasaje un canal amplio, iluminado con luz cenital desde una cúpula central. La construcción estuvo a cargo de la Oficina Técnica Blaschitz & Ossot. Se encuentra en la avenida Universidad, entre la esquina Sociedad y Traposos.

La idea de este proyecto era hacer un pasaje que transformara la dinámica transeúnte de esa manzana, que conectara  la Avenida Universidad con la avenida Este 6, y que a la vez ofreciera la experiencia de los boulevares modernistas parisinos, con espacio para las 40 tiendas más lujosas de la ciudad dentro del Pasaje. El Pasaje Zingg puede considerarse como el pionero de los centros comerciales de la época en Caracas. El consumismo vivía una época de glamour, de esplendor. Entre sus locales estaba incluso la sede del Royal Bank Of Canada.

Pasaje Zingg

En la inauguración, el 6 de Mayo de 1953  estuvo presente el dictador Marco Pérez Jiménez, las personas se agolpaban frente a las modernas escaleras hechas de madera que funcionaban con un sistema de motores mecánicos que los hacían descender y ascender sin siquiera mover una rodilla.

Pasaje Zingg-inauguración

Lo que muchos no saben es que estas escaleras fueron introducidas para aprovechar el desnivel existente entre las dos avenidas. Era primera vez que la sociedad caraqueña estaba frente a esta gran innovación mecánica, a tal punto de sorpresa y expectativa para la época, que se les advertía a mujeres embarazadas y personas con enfermedades cardíacas que se abstuvieran de usar las escaleras mecánicas. Al resto del público se le invitaba a subirse bajo su propio riesgo.

Pasaje Zingg

Hasta los años 90, la vida del Pasaje Zingg era efervescente, muy movida. El Pasaje Zingg era todavía un ícono del cosmopolitismo de la ciudad. Hoy, lamentablemente, sus famosas escaleras mecánicas de madera ya no funcionan. Los locales abiertos y funcionando mantienen un poco el espíritu de esa época, y al visitarlos te trasladan automáticamente a una época de mayor esplendor para este edificio, aunque los que se mantienen abiertos son realmente pocos.

¿Conocías la historia de este pasaje y sus escaleras mecánicas? Cuéntanos qué recuerdos te remiten a este lugar de la ciudad.

COMENTARIOS

X