Ahora leyendo
La risa como yoga en cuarentena

La risa como yoga en cuarentena

Luis Gabriel Patiño
risa

La risa, una de las respuestas biológicas más estridente y escandalosa es considerada como un elemento ancestral de la comunicación, una característica que sin duda nos ha hecho sonrojar en cuestión de segundos, poniendo a prueba nuestro buen humor.

Pero, ¿quién no ha disfrutado de un ataque de risa?, sería hasta ilegal negarlo. El beneficio de reír y proyectar este estímulo en nuestro círculo familiar o de amistades hoy es de gran valor para afrontar lo que vive el mundo, para muchos la tarea se vuelve más difícil pero no imposible.

Quienes a diario asumen el reto de generar entre el público unos minutos de risa, aseguran que, a pesar que nuestra realidad no cambiará con reír “las necesidades se viven de una manera distinta y quizás consigamos la solución al problema” al compartir una coloquial pela’ita ‘e dientes.

Durante estos últimos meses, la ONG Regala una Sonrisa ha enfrentado uno de sus mayores desafíos, transformar la promoción de la tristeza y desesperanza en un estado óptimo, creativo y empático, para ellos “los venezolanos no hemos dejado de reír” a pesar de todo el escenario social en el que vivimos.

Inhalar profundamente y exhalar una carcajada pudiera activar en nosotros un momento de confort, regalándonos un instante détox sin costo alguno, “la risa es infinitamente económica”, así lo considera Francisco Soares, risoterapeuta y CEO de Regala una Sonrisa.

Para Soares el hecho de reír es un acto de rebeldía, “cuando reímos todo cambia, cuando reímos no hay capacidad de pensar, ayuda a alimentar las decisiones”, propone a los lectores asumir la tarea de poner en práctica el Yoga de la Risa, una actividad alejada de todo complejo en donde el único requisito es querer reír.

Esta técnica terapéutica proveniente de India ha ayudado a cientos de venezolanos durante esta etapa, el Club de la Risa y los encuentros virtuales han tomado vida para compartir al menos 20 minutos de relajación junto a un grupo de personas que busca drenar a través de la risa.

Ver también
Se llamaba José Gregorio

Inhalar y contraer el abdomen, hacer presión en cada parte de nuestro cuerpo, colocar los brazos al frente (cerrar los puños), recoger los antebrazos, llevar las manos al pecho, y exhalar con una carcajada que ascienda en ritmo y volumen, es uno de los ejercicios más sencillos que se pueden llevar a la práctica en casa, así lo detalla Soares, quien desde hace años ha adoptado como estilo de vida el Yoga de la Risa.

Este proyecto aun en cuarentena quiere arriesgarse un poco más, llegar a las comunidades, conjuntos residenciales y cada hogar de la Gran Caracas con el Delivery de la Risa, una iniciativa que ofrecerá dinámicas que permitan a los involucrados drenar y hasta llorar de la risa.

El risoterapeuta reconoce que “nadie estaba preparado” para vivir más de cuatro meses encerrados en casa, por lo que recomienda estimular la risa en el hogar, mirar fijamente a los ojos a algún familiar, soltar una “tímida” carcajada y en cuestión de segundos no pararás de reír.

¿Cuál es tu reacción?
Confuso
0
Divertido
0
Me encanta
1
Me gusta
0
Sorpresa
0
Ver comentarios

Dejar una Respuesta

Tu correo electronico no sera publicado.


© 2020, La Guía De Caracas. Todos los derechos reservados.

SUBIR AL INICIO
¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!
X